2010/04/09

20100408-Un grupo homosexual filipino podrá presentarse a las elecciones legislativas

Los jueces admitieron que parte de la población recela del colectivo, pero "Filipinas no puede criminalizar por ello esta conducta", por lo que la formación podrá registrarse como partido

Manila. (Efe).- El Tribunal Supremo de Filipinas anunció hoy que la principal plataforma que defiende los derechos de gays, lesbianas y transexuales podrá pugnar por un escaño en el Congreso en las elecciones del próximo 10 de mayo.

La candidatura de Ang Ladlad (Fuera del armario en tagalo) había sido descalificada en dos ocasiones por la Comisión Electoral (Comelec), que llegó a advertir de que el grupo promovía la "inmoralidad" y que los homosexuales eran "una amenaza para la juventud". Sin embargo, la máxima institución judicial del país aseguró que la organización cumple todos los requisitos para aspirar a uno de los escaños que la Constitución filipina reserva a las minorías y agrupaciones profesionales.

"No podemos cerrar los ojos ante el hecho de que a lo largo de los años, las conductas homosexuales y los propios homosexuales han sido rechazados por la sociedad por sus creencias religiosas o convicciones sobre el matrimonio, la familia y la procreación", indicó el fallo del Supremo.

Los jueces admitieron que parte de la población recela del colectivo, pero "Filipinas no puede criminalizar por ello esta conducta", por lo que la formación podrá registrarse como partido. Ang Ladlad siempre ha defendido que su exclusión había sido por motivos religiosos y no políticos, y recordó que la Comelec citó pasajes de la Biblia y del Corán para justificar su decisión.

El líder de la plataforma gay es Danton Remoto, un profesor de la universidad jesuita Ateneo de Manila que apuesta por una ley que acabe con la discriminación que a su juicio continúan sufriendo los homosexuales en la católica Filipinas.

La legislación se debate desde hace décadas, pero ha quedado siempre archivada en el Parlamento. Remoto denuncia que muchos gays, lesbianas y transexuales han sido rechazados en empresas por su orientación sexual, y algunos colegios piden a los padres que firmen cartas garantizando que sus hijos son heterosexuales para aceptar a los alumnos, pese a que por lo general la homosexualidad está bastante tolerada dentro de la sociedad filipina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada