2014/10/31

EL MUNDO:Tim Cook, el primer jefe de Wall Street que sale del armario

EMPRESAS El jefe de Apple, 'orgulloso de ser gay
  • Tim Cook: 'Si ayuda a alguien, vale la pena dejar esto fuera de mi vida privada'
  • El mundo de la gran empresa cotizada en Bolsa sigue siendo un área llena de armarios
Tim Cook. REUTERS
¿Cuántos de los máximos responsables de las 500 mayores empresas del mundo son abiertamente homosexuales? ¿Y de las 500 mayores de Estados Unidos? Hasta ayer, la respuesta a ambas preguntas era cero. El mundo de la gran empresa cotizada en Bolsa sigue siendo un área llena de armarios. Lord John Browne, el hombre que convirtió a British Petroleum (BP) en la tercera mayor petrolera privada del mundo, dejó la dirección del gigante en 2007 cuando el diario sensacionalista británico 'Daily Mail' hizo pública su orientación sexual.
"Estaba aterrorizado de que se supiera que soy homosexual", declaró en una entrevista a la BBC en 2010. El pasado junio, Browne venció sus temores con la publicación del libro 'The Glass Closet' (El armario de cristal), y declaró: "Espero que, si hay algún consejero delegado en el armario, salga pronto".
Y ayer, uno salió. No uno cualquiera: Tim Cook, el presidente y consejero delegado de Apple, una empresa que vale en Wall Street la mitad que el PIB de España.
Fue en un artículo publicado en la web de la revista Business Week en el que Cook dice: "No me considero un militante, pero soy consciente de cuánto me he beneficiado del sacrificio de otros. Así que, si escuchar que el jefe de Apple es homosexual puede ayudar a alguien (...), entonces vale la pena dejar esto fuera de mi vida privada". Y lo hizo: "Estoy orgulloso de ser gay y considero que ser gay es uno de los mayores dones que Dios me ha dado".

Un tema embarazoso

La orientación sexual de Cook, que dirige Apple desde hace tres años, nunca ha sido un secreto. Lo que sí ha sido llamativo es la mezcla de pudor y embarazo con la que se ha tratado en EEUU. El ejemplo más claro fue en junio, en un debate en la televisión especializada en información financiera CNBC.
"Yo creo que Tim Cook es bastante claro con respecto a su homosexualidad, ¿no?", se atrevió a decir el presentador, Simon Hobbs. Lo que siguió fue un desastre televisivo en directo, con unos cinco segundos de silencio, hasta que los invitados empezaron a, literalmente, balbucear. La situación llegó al clímax con Hobbs preguntando: "¿Ha sido esto un error?", y uno de sus compañeros, David Faber, replicando: "Yo... creo que tú... ¡Sí!".
Los motivos por los que los altos directivos ocultan su homosexualidad no son claros. Uno de ellos es cultural, debido al culto al macho alfa en el mundo de la empresa. Aunque, paradójicamente, los pocos gays que se conocen en el mundo de las grandes corporaciones no encajan en los arquetipos homófobos.

Los tópicos no valen

Browne dirigió una de las mayores empresas del mundo del petróleo, un sector que se caracteriza por el capitalismo más duro. Con Cook, Apple ha reforzado la logística, el control de costes y la gestión financiera, y ha entrado en el sector de los pagos 'online'. Fue su predecesor, el muy heterosexual Steve Jobs, quien le dio a Apple el carácter creativo e innovador que, en parte, ha perdido con el homosexual Cook. Así que los tópicos no valen.
A Cook también le ha ayudado estar en Silicon Valley, una zona muy liberal en materia social. Otro destacado empresario de la alta tecnología al que se considera gay -aunque nunca ha hablado abiertamente de ello- es el ex consejero delegado de PayPal y el primer inversor que puso dinero en Facebook, Peter Thiel.
Las empresas de alta tecnología -como Amazon y Microsoft- estuvieron en 2012 entre las mayores donantes para el referéndum de legalización del matrimonio homosexual en el estado de Washington, donde tienen su sede, para evitar una desbandada de ingenieros a Nueva York, donde es legal desde 2011.
En cambio, cuando a Browne lo sacaron del armario, la mayor cadena de supermercados del mundo, Wal-Mart, le retiró una oferta para entrar en su consejo. Según Browne, el consejero delegado de Wal-Mart, Lee Scott, le llamó para decirle "con voz triste" que "la situación era insostenible, dada la influencia de la 'derecha religiosa' en Arkansas", donde Wal-Mart tiene su sede.
Cook cuenta con gran apoyo de los accionistas de Apple, a los que ha mimado mucho más que Jobs. Eso le puede haber ayudado a dar un paso que es, quiérase o no, una distracción de la actividad primordial del directivo y que, aunque puede ser beneficioso en imagen en occidente, entraña lo que se llama "riesgo reputacional" en otros mercados.
Browne temía que su salida del armario perjudicara las actividades de BP en Rusia o Arabia Saudí. Claro que Cook está tratando de vender el nuevo iPhone 6 en Irán, un país en el que la homosexualidad está prohibida y cuyo ex primer ministro declaró en 2012 que "nosotros no tenemos homosexuales". Es, probablemente, una pena para Irán. Porque, con lo que vale Apple en Bolsa, se podría comprar todo lo que ese país produce en dos años. Incluyendo, por supuesto, el petróleo.

Discriminación en la oficina

  • Ambiente laboral. El 19% de los homosexuales se sintió discriminado en su oficina durante el último año, según un estudio de la Agencia para los Derechos Fundamentales de la UE.
  • Las lesbianas, peor paradas. El 47% de los homosexuales y transexuales europeos fue víctima de discriminación; especialmente las lesbianas (el 55%).
  • Juventud. El 57% de los jóvenes homosexuales entre 18 y 24 años fueron discriminados.
  • En España, menos denuncias. A pesar de que es el tercer país en cuanto a igualdad de derechos, sólo se denuncia el 16% de las agresiones homófobas físicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada