2014/10/31

EL MUNDO:La vida disciplinada y solitaria del jefe de Apple, Tim Cook

CONFESIÓN Una esperada noticia

Tim Cook también es capaz de sonreír. REUTERS

"Estoy orgulloso de ser gay y considero que ser gay es uno de los mayores dones que Dios me ha dado". Estas palabras del director ejecutivo (CEO) de Apple, Tim Cook (53 años), han saltado de las páginas de la revista 'Businessweek' a los periódicos de medio planeta. Y lo cierto es que la noticia llegaba con algo de retraso, aunque Tim Cook haya anunciado ahora su orientación sexual lo cierto es que ya hace dos años que la revista 'OUT', una de las biblias rosas del colectivo LGTB en Estados Unidos, le nombró el gay más influyente del mundo. Este año, quedó en segunda posición por detrás de la cómica Ellen De Generes. 'Gawker', otra conocida publicación, ya había hablado de su homosexualidad en 2011, cuando sucedió a Steve Jobs.
Así pues el secreto a voces se hizo aún más evidente durante la pasada marcha del orgullo gay celebrada en San Francisco el pasado 29 de junio. En ella, el responsable de Apple tuiteó fotos vestido con una camiseta en la que se podía leer la palabra 'pride' (orgullo) debajo de la famosa manzana de Apple y dio gracias a los miembros de la empresa que participaron en las manifestaciones por fomentar la igualdad de derechos. En las fotos se puede ver a Cook junto a jóvenes amigos, pero se desconoce si el empresario tiene pareja. No hace falta aclarar que Cook es un gran partido.

Hijo de un trabajador de astilleros, Cook es un hombre hecho así mismo que representa el sueño americano gracias a su férrea disciplina. Su inteligencia y esfuerzo le llevaron a conseguir becas en el Instituto para ir a la universidad de Auburn. Tras su paso por grandes compañías como IBM fue el propio Steve Jobs quien le fichó para su compañía en 1998. Según 'Gawker', Jobs era un hombre que necesitaba conectar emocionalmente con sus compañeros. Ese fue el caso de Cook, quien tiene fama de serio y de no levantar jamás la voz. Si lo hace, es mejor escapar a su vista. Un ex compañero decía que Cook es famoso por "preguntar lo que sabe que no puedes contestar. Él sigue y sigue... y eso no es divertido".
Adicto al trabajo, Cook mantiene su ritmo a base de café y bebidas energéticas. Le gusta presumir de ser el primero en llegar a la oficina y el último en marcharse. Durante su etapa en IBM se ofrecía a trabajar voluntariamente el día de Navidad y de Año Nuevo. Y espera del resto el mismo compromiso con el trabajo. Ni siquiera cuando le diagnosticaron esclerosis múltiple en 1996 estuvo mucho tiempo alejado del trabajo. Aquella experiencia hizo que "viera el mundo de otra manera", según él mismo explicó. Desde entonces, hace generosas donaciones para la lucha contra esta enfermedad.
Cook además es un loco del ejercicio físico. Se levanta a las cinco de la mañana para ir al gimnasio y en su tiempo libre le gusta practicar ciclismo. De hecho, su héroe era el siete veces ganador del Tour, Lance Armstrong. Incluso le inspiró su corte de pelo. En lo musical, igual que Jobs, es un gran fan de Bob Dylan. De hecho, llegó a tener una foto suya en el despacho junto a otra de Bobby Kennedy.
Actualmente vive en un apartamento de más de dos millones de euros situado en Sillicon Valley y, aunque no lo comparte con nadie, la publicación 'Gawker' afirma que tiene preferencia por los chicos asiáticos. Los fetichistas han de saber que le gusta usar calzado deportivo, preferentemente de la marca Nike. Su estilo es bastante informal, lo habitual en Apple.

El poder empresarial Gay

Lo cierto es que a pesar del déjà vú que ha supuesto para algunos la noticia, Cook ha logrado dejar claro que ser homosexual no es un escollo para llegar a dominar una de las empresas más importantes e influyentes del mundo. De hecho, según él pudiera ser hasta una ventaja ya que señala que pertenecer a una minoría le ha ayudado endurecer esa "piel de rinoceronte" necesaria para tomar las decisiones de Apple. Tal y como ha apuntado, nunca antes había revelado su orientación sexual por temor a perder su "parcela de intimidad", sin embargo asegura que jamás ocultó a sus colegas su homosexualidad.
Pese a que Ellen DeGeneres, que va camino de ser la nueva Oprah, le aventajó el año pasado en la lista de los homosexuales más influyentes en 'Out', lo cierto es que en el mundo empresarial pocas personas pueden medirse con él. Entre los empresarios abiertamente homosexuales que figuran en la lista está Peter Thiel, uno de los primeros inversores de Facebook, con una fortuna superior a los 2. 000 millones de dólares. Abiertamente lesbiana, la vicepresidenta ejecutiva de Microsfot Lisa Brummel es otra de las personalidades rosas más importantes en el sector empresarial.
En España aún hay pocos empresarios que opten por hacer pública su homosexualidad. Quizás sus máximos representantes sean Kike Sarasola, dueño de la cadena Room Mate, junto a su pareja Carlos Marrero, o Jesús Encinar, el empresario que puso en marcha idealista.com.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada