2014/07/05

EL MUNDO: Radiografía de la homofobia y la bifobia en España

SEXUALIDAD Diversidad y orientación

  • Los prejuicios y la incomprensión hacia el colectivo homo y bisexual genera efectos nocivos
  • Estas personas sufren más ansiedad y depresión que las personas heterosexuales
  • Las ideas suicidas son mayores en el colectivo bisexual que en el homosexual
Participantes de la Carrera de Tacones en el barrio de Chueca, Madrid.
Participantes de la Carrera de Tacones en el barrio de Chueca, Madrid. GERARD JULIEN Afp

Las fiestas del Orgullo Gay una vez más llenan las calles de la capital. Sin embargo, a pesar del claro y evidente avance en nuestra sociedad, como la ley aprobada recientemente que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, y de ser 2014 considerado como el Año de los derechos LGTB aún se esconden resquicios de pudor, tabúes y prejuicios hacia las personas con una orientación no heterosexual. La homofobia, en todas sus variantes, sigue estando muy presente en nuestros días. Y en el caso de las personas que se reconocen como bisexuales, aún les golpea más fuerte. Según diferentes estudios, estas personas tienen un riesgo de suicidio más alto que el resto.
Una revisión de 77 informes publicada en el número del mes de mayo de la revista científica The Journal Sexual of Medicine pone de manifiesto las siguientes conclusiones: "Las personas bisexuales tienen un riesgo de suicidio más alto que los homosexuales y heterosexuales, así como mayores tasas de ansiedad o depresión". Del mismo modo, a finales del pasado año, un análisis elaborado por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Pittsburgh (EEUU) manifestaba que los hombres que se identifican como heterosexuales tienen tres veces más de probabilidades de clasificar la bisexualidad como una orientación sexual no legítima.
Pero no sólo hay rechazo entre la parte heterosexual de la sociedad, también viene por parte de algunas personas del colectivo homosexual. Mackey Friedman, investigador de este estudio, mantenía que estas actitudes pueden influir negativamente en la salud de las personas bisexuales provocando sentimientos de aislamiento y marginación.
Datos que confirma también Ana Gómez, psicóloga en el Programa de Información y Atención a Homosexuales y Transexuales (PIATH) de la Comunidad de Madrid "La población bisexual tiene significativamente niveles más altos de angustia y problemas de salud mental derivados del prejuicio bifóbico que el resto de la diversidad sexual". Porque, en este caso, no estaríamos hablando de homofobia, sino de bifobia.
'Son homosexuales ocultos, les igual una cosa que otra o son sexualmente promiscuos'. Son algunas de las etiquetas y prejuicios que atacan al colectivo bisexual. Según Jesús Generelo, secretario general de la Federación estatal de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (FELGTB) http://www.felgtb.org, existen más prejuicios hacia la bisexualidad, incluso dentro del colectivo homosexual, quizá por falta de información o desconocimiento. Por ello, es importante "informarse bien sobre lo que es esta orientación sexual y evitar los estereotipos".

Homofobia en las aulas

A pesar de que la bifobia impera con más fuerza que otros rechazos, la homofobia sigue teniendo un papel destacado en nuestra sociedad. Incluso en el ámbito escolar, algo que preocupa especialmente a los expertos. Según un estudio publicado en 2013, Acoso escolar homofóbico y riesgo de suicidio en adolescentes y jóvenes gais, lesbianas y transexuales, más del 43% de los chicos encuestados había llegado a idear el suicidio. En el estudio participaron 653 menores de 25 años que reconocían haber sufrido acoso escolar por motivos de su orientación sexual. De ellos, y según los resultados, el 43% había llegado a idear el suicidio, el 35% lo había planificado y el 17% lo había intentado en una o varias ocasiones.
"La muestra no es representativa porque rellenaron el cuestionario aquellos que quisieron y que se habían sentido acosados en alguna ocasión, sin embargo, es importante tener en cuenta los datos", mantiene Generelo, uno de los autores de dicho estudio. Incluso, y según señala el informe, "esa exclusión y violencia es producida y/o tolerada en no pocas ocasiones por los profesionales del centro". Como señala también el documento, "no se están tomando medidas decididas ni mucho menos sistemáticas para combatir esta lacra".
El sistema educativo, lamenta el especialista, no es aún un espacio acogedor en este sentido, pues la mayoría del profesorado todavía no tiene los recursos y herramientas suficientes para hacer frente a estos problemas. Se sienten inseguros. Ni siquiera se enseña todavía en las escuelas de preparación al profesorado. La poca formación que en este aspecto se da en los centros proviene fundamentalmente del voluntariado de algún profesor. De hecho, "en los colegios y/o centros donde se trabaja para evitar las 'fobias' hacia las diferentes formas de orientación sexual, disminuye considerablemente el grado de homofobia", expone. Por ello, es fundamental, insiste, que desde los centros se trabaje para y por la diversidad sexual en todas sus áreas.
A pesar de todo, la actitud de los jóvenes es mayoritariamente muy positiva hacia la diversidad sexual. "Alrededor de un 80%", tranquiliza el experto. Pero todavía "existe una minoría que genera un 'reinado de terror' hacia algunos jóvenes con una orientación no heterosexual", lamenta.

Asesoramiento psicológico

Tres son las claves principales: informar, asesorar y apoyar. Los profesionales de la psicología tienen como objetivo, principalmente, "ayudar a minimizar el impacto psicoemocional, es decir, la angustia, la ansiedad, y mejorar el estado de ánimo así como explorar la identidad de género de forma flexible y conforme. El apoyo es individualizado, pues lo que ayuda a un niño y niña o adolescente y adulto a aliviar su malestar puede ser muy diferente de lo que ayuda a otro", expone la psicóloga del PIATH. Es fundamental saber identificar el sufrimiento y riesgo de rechazo.
Pero no sólo el trabajo tiene que hacerse con las personas en sí, sino también con las familias. El objetivo, en ese caso, es proporcionar asesoramiento e información familiar en el entendimiento y proceso de la no conformidad de género de sus hijos e hijas. "El fin de este acompañamiento psicológico es aliviar su incertidumbre así como mejorar la angustia y otras dificultades psicosociales de sus hijos", concluye la especialista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada