2014/02/08

EL PAIS: El Instituto de Diversidad canadiense defiende los derechos de gais en Sochi


 





El Instituto por la Diversidad y la Inclusión canadiense ha protagonizado el último golpe a los Juegos de Invierno de Sochi antes de su inauguración, este viernes. El organismo ha lanzado un vídeo que termina con la sentencia: "los juegos siempre han sido un poco gais, vamos a luchar para que sigan siendo así". Google también ha rediseñado su logo del buscador con los colores de la bandera del Orgullo Gay para protestar por la ley contra lo que el Gobierno ruso define como "propaganda homosexual".
"La discriminación en Rusia es inaceptable", opina Michael Bach, fundador del Instituto por la Diversidad y la Inclusión de Canadá. "Como organización, queremos mostrar nuestro apoyo, especialmente a los atletas que compiten en los Juegos de Sochi". Estas palabras se recogen en su web como parte de una campaña que invita al público a pelear por la igualdad cambiando la foto de perfil de Facebook por la silueta de dos hombres formando el símbolo de igual. 
Las protestas a favor de la diversidad sexual y contra la ley homófoba en Rusia se han sucedido alrededor del mundo en las últimas semanas, como las promovidas el miércoles pasado por el colectivo All Out! (todos fuera, en referencia a la expresión utilizada en inglés como equivalente a "salir del armario"). Aunque los intentos de boicot promovidos por organizaciones como la ILGA (Asociación Internacional de Lesbianas y Gais) similar al que se mantuvo durante décadas con Sudáfrica por su política racista han fracasado, la política discriminatoria rusa ya ha tenido numerosas consecuencias. Obama redujo el tamaño de su delegación e incluyó a una deportista abiertamente lesbiana en ella. Alemania y Francia también redujeron sus delegaciones, y algunos deportistas de distintos países anunciaron que participarían con la bandera arcoíris en señal de protesta.

El detonante de la polémica es la ley rusa llamada "de propaganda homosexual", que prohíbe cualquier manifestación pública que normalice la homosexualidad. El presidente ruso Vladimir Putin dijo la semana pasada que los deportistas LGTB que acudieran a los Juegos Olímpicos de Sochi no corrían peligro de ser arrestados siempre que "no molestasen a los jóvenes".
Javier Fernández, el abanderado español en Sochi, ha protagonizado esta mañana una agria controversia a raíz de unas declaraciones publicadas por el diario El Mundo, en las que concluía que los homosexuales debían "cortarse un poco estos días" para respetar la legislación rusa. El patinador ha pedido perdón al colectivo gay en la red social Twitter y ha asegurado que él va a los Juegos "para competir, como todos los deportistas" y que todos se respetan porque son compañeros.
"Los Juegos son deporte y no política. Yo tengo mi opinión y no me meto en lo que piense cada uno, aunque creo que, quieras o no, hay que respetar las leyes del país que visitas", responde textualmente el abanderado del equipo español en la entrevista. "Tampoco me parece un gran dilema. Mejor que los homosexuales se corten un poco estos días de los Juegos y luego que sigan con su vida". Fernández ha asegurado después que sus palabras se han sacado de contexto y que nunca ha tenido "problemas con los homosexuales".
Vídeo del Instituto canadiense por la Diversidad contra la hey homófoba rusa.
Unas horas después de la publicación del texto, la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) había pedido a Fernández que se retractase de sus palabras a través de un comunicado: "las declaraciones del patinador español están en las antípodas del espíritu olímpico. En Rusia las personas LGTB también son agredidas en la calle, perseguidas e incluso asesinadas. Con estas declaraciones, el abanderado español demuestra su total desprecio por estas personas y por los atletas LGTB que competirán con la coacción de la discriminación y el odio".
La organización española de derechos LGTB basaba su queja en la Carta Olímpica. Esta, como ha recordado Google con el rediseño de su logo, establece que "toda persona debe tener la posibilidad de practicar deporte sin discriminación de ningún tipo y dentro del espíritu olímpico, que exige comprensión mutua, solidaridad y espíritu de amistad y competición justa". Todos los países participantes en los Juegos Olímpicos deben atenerse al texto, que recoge los fundamentos de la competición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada