2013/09/27

EL CORREO: El presidente de Barilla se disculpa por unas declaraciones homófobas

Guido Barilla aseguró que nunca haría publicidad con una pareja homosexual: "Si no están de acuerdo, que coman otra pasta"

El presidente del grupo italiano Barilla, uno de los mayores fabricantes mundiales de pasta, se ha visto obligado a disculparse ante el aluvión de críticas que le valió su negativa a mostrar parejas homosexuales en las publicidades de la marca. "Me disculpo por mis declaraciones que han suscitado malentendidos o polémicas o si han herido la sensibilidad de algunas personas", declaró Guido Barilla, en un comunicado divulgado el jueves.
Barilla espera así calmar las reacciones suscitadas en todo el mundo por haber declarado en una entrevista radial que "no haría nunca una publicidad con una pareja homosexual", porque "prefiere a la familia tradicional". "Si los gays no están de acuerdo pueden comer pasta de otra marca. Todos están libres de hacer lo que quieran siempre y cuando no molesten a los demás", agregó, presionado por el locutor, conocido por conducir un controvertido programa de corte satírico.
Guido Barilla subrayó que "es favorable a la legalización del matrimonio gay, pero no que a que puedan adoptar hijos", pero eso no lo puso a salvo de las críticas. "Como padre de familia creo que es muy complicado para una pareja del mismo sexo educar hijos", comentó. En la nota de disculpa, Barilla reitera que "respeta a toda persona, sin distinción alguna".
La entrevista a Barilla fue hecha poco después de que la presidente de la Cámara de Diputados, Laura Boldrini, criticara "los estereotipos" que propone la televisión italiana en la publicidad sobre "la mamma" italiana, como única fuente de estabilidad en la familia. Asociaciones de homosexuales lanzaron a través de internet una campaña para boicotear los productos alimentarios de la multinacional italiana, propietaria también de la marca de galletas Mulino Bianco.
"Como el propietario nos invita a no comer pastas, lanzamos una campaña de boicot", anunció Aurelio Mancuso, presidente de Equality Italia. La asociación Arcigay adhirió al boicot bajo el lema "todos somos de la misma pasta", tras criticar la publicidad tradicional de Barilla, formada por una bella pareja heterosexual, rubia, alta, con hermosos hijos también rubios: la familia perfecta... en "una Italia que no existe", según recalcaron.
La última campaña del grupo italiano está protagonizada por el actor español Antonio Banderas, que prepara galletas como un mago para un grupo de chicos y termina con el mote de la marca: "Donde está Barilla hay un hogar".
Otras marcas de pasta italiana, entre ellas Buitoni y Garofalo, aprovecharon la ocasión en las redes sociales para manifestarse contra toda discriminación sexual y proclamar su respaldo a los derechos de los gays. Igualmente, la célebre marca sueca Ikea reivindicó el haber sido la primera a nivel internacional a incluir a los homosexuales en sus anuncias. La declaración de Barilla ha generado también una serie de vídeos y montajes en internet, muchos de ellos divertidos, como el que reza: "Donde está Barilla, está la homofobia".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada