2013/06/29

GARA: la homosexualidad en el mundo

Avances y retrocesos en la lucha por los derechos de los homosexuales

Ciudadanos del mundo entero celebraron ayer el Día del Orgullo Gay en un año en el que ha habido grandes avances como la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo en el Estado francés, convirtiéndose así en el país número 14 en hacerlo, o la reciente sentencia del Tribunal Supremo estadounidense. Pero, también ha habido retrocesos como en el caso de Rusia, mientras que en Brasil, la homofobia sigue siendo una realidad palpable.

p002_f01_199x116.jpg

EEUU. Dictamen histórico del Supremo sobre el matrimonio
 
El Tribunal Supremo estadounidense dio, en opinión de muchos analistas y del propio presidente Barack Obama, un paso decisivo al declarar inconstitucional la ley DOMA que definía el matrimonio como «la unión entre un hombre y una mujer». Los magistrados fueron muy críticos con esta ley, aprobada en tiempos de Bill Clinton, por «rebajar, degradar o humillar» a los homosexuales. «Lo más llamativo es la forma directa y clara en la que el Tribunal parece entender por qué DOMA es una violación tan atroz de la garantía de igualdad contemplada en la Constitución», señaló Suzanne Goldberg, profesora de Derecho de la Universidad de Columbia. Obama, el primer presidente estadounidense en expresar en público su apoyo a los matrimonios entre personas del mismo sexo, se felicitó por esta sentencia porque «la gente debe ser tratada de igual manera sin importar la raza, la religión, el sexo o la orientación sexual». El grupo de defensa de los derechos de los homosexuales Freedom To Marry admite que queda mucho trabajo que hacer en cada estado hasta que «quede claro para todos, incluido el Supremo, que es simplemente insostenible que EEUU esté dividido». Como factor favorable, resalta el rápido cambio habido en la opinión pública y en el Supremo que «hace solo una generación, decidió que era `jocoso' que una persona gay tuviera el derecho constitucional a la intimidad sexual en su apartamento».
 
BRASIL. Un fuerte lobby evangelista contra la homosexualidad
 
Entre las múltiples reivindicación que han sacado a miles de personas a las calles de Brasil está la retirada del proyecto de decreto legislativo conocido como «cura gay». La iniciativa, aprobada el pasado día 18, en la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados pretende retomar una antigua ley que considera la homosexualidad como «enfermedad». Dicha comisión está presidida por el pastor evangélico Marcos Feliciano, impulsor junto a una poderosa bancada de diputados evangélicos, de este proyecto que pretende derogar una resolución de hace treinta años del Consejo Federal de Sicología, órgano colegiado que regula esa profesión, por la cual se rechaza que la homosexualidad sea una enfermedad y se prohíbe a los sicólogos orientar a los pacientes para cambiar su opción sexual. «Es inaceptable que la homosexualidad sea tratada como una enfermedad», subrayó la ministra de la Secretaría de Derechos Humanos de la Presidencia brasileña, Rosario Nunes. En un informe presentado ayer, alertó sobre la creciente homofobia, ya que el promedio de víctimas de violencia homofóbica en 2012 fue de 13,3 por día, frente a las 4,69 de 2011.
Las denuncias recogidas en este informe incluyen violencia sicológica, física y diferentes modalidades de discriminación.
 
ESTADO FRANCÉS. Las dos caras opuestas de una misma sociedad
Un mes después de la aprobación de la primera boda homosexual en el Estado francés, un pequeño grupo de opositores al matrimonio entre las personas del mismo sexo siguen intentando llamar la atención mediática con vigilias en plena calle y paradas frente a edificios públicos imitando a los «hombres quietos» de Turquía o a las activistas de Femen, que se destacan por protestar con el torso desnudo. Las iniciativas inspiradas en movimientos libertarios se han multiplicado desde la promulgación de la ley en mayo. También han aumentado los ataques directos contra los homosexuales. SOS Homophobie ha contabilizado 1.977 casos de insultos y agresiones homofóbicas durante 2012. En la madrugada de ayer, atacaron de nuevo una muestra fotográfica contra la homofobia expuesta en un ayuntamiento de París.
 
RUSIA. La Duma ataca por vía parlamentaria la homosexualidad
El pasado día 11, la Duma aprobó una ley que prevé diversas sanciones económicas para quienes hagan propaganda de las «relaciones sexuales no tradicionales» entre los menores de edad o defiendan que éstas tienen el mismo valor social que las relaciones sexuales tradicionales. Diez días más tarde, dio vía libre a una nueva ley que prohíbe la adopción de menores rusos por parte de parejas homosexuales extranjeras y de solteros procedentes de países donde es legal la unión de personas del mismo sexo.
 
EUSKAL HERRIA. Derechos sexuales y diversidad en las marchas del sur
La celebración de esta edición en Euskal Herria ha tenido más peso relativo en el norte que en el sur debido al debate social provocado por la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo, al que se opone un sector encarnado en el alcalde de Arrangoitze. Así, el desfile de Gay Pride celebrado el pasado sábado en Biarritz reunió ya a activistas de ambos lados de la muga.
Además, ayer hubo manifestaciones en las cuatro capitales del sur y otros puntos, en las que se reivindicaron los «derechos sexuales» y que reunieron a varios cientos de personas. Hubo también presencia política y muchas instituciones han respaldado estas demandas con declaraciones.
El mensaje de EHGAM ha incidido en la reivindicación de la diversidad sexual, unida también al concepto de derecho.
 
 
Sin casi derechos en los países árabes y africanos
La homosexualidad está penada en casi todo el mundo islámico, incluyendo a los 24 países árabes. En Arabia Saudí, por ejemplo, los gays y lesbianas pueden ser condenados incluso a la pena de muerte o a largas condenas por la simple denuncia de un vecino. Según algunas organizaciones de derechos humanos, un centenar de gays y lesbianas permanecen encarcelados. Las autoridades apenas informan sobre estos procesos, mientras que las familias tampoco los hacen públicos por vergüenza.
Recientemente, en Abu Dabi 26 hombres fueron condenados recientemente por «actos indecentes». Los procesados fueron detenidos en un hotel de esta ciudad, donde tenía lugar una de las tantas fiestas clandestinas gays que se celebran en los Emiratos Árabes Unidos. Se especula con que podrían haber sido trasladados a la temible prisión de Al-Wazba, una de las más duras y totalmente aislada, y en la que las temperaturas pueden alcanzar los 40 grados.
En Egipto, donde por ley no se castigan las relaciones sexuales entre adultos del mismo sexo con consentimiento, también suelen ser habituales las redadas contra homosexuales.
Fue muy sonada la detención en 2001 bajo el régimen de Hosni Mubarak de 54 hombres en un barco. Juzgados por los delitos de «conducta inmoral» y de «desprecio a la religión» por su homosexualidad», 21 fueron condenados a tres años de cárcel y trabajos forzados.
En Pakistán y en Bangladesh, el código penal equipara la homosexualidad a la zoofilia, con penas de hasta diez años de cárcel. En Siria y en Jordania la pena es de cinco años, y en Marruecos, Túnez, Argelia, Irak y Kuwait, de hasta tres años.
Respecto al continente africano, Sudáfrica es el único Estado que reconoce el matrimonio homosexual y la adopción por parte de parejas del mismo sexo. No obstante, Amnistía Internacional denunció ayer que los crímenes de odio contra lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e interesexuales siguen siendo comunes en el país. Puso como ejemplo la muerte entre junio y noviembre de 2012 de siete personas -cinco de ellas lesbianas- por su orientación sexual.
En el marco de la visita de Barack Obama, el presidente de Senegal, Macky Sall, afirmó que no prevé despenalizar la homosexualidad, aunque se comprometió a que «no estén discriminados». GARA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada