2013/06/06

EL PAIS: Los evangélicos protestan en Brasilia contra el aborto y el activismo gay

“Vamos a buscar una isla desierta donde enviar a los gais”, dijo un pastor durante la marcha

Los evangélicos han querido manifestar su fuerza con una gran manifestación en Brasilia a la que acudieron 70.000 personas según la organización y 40.000 según la policía militar. Organizada por el pastor Silas Malafaia, la marcha sobre Brasilia fue un acto de protesta contra el aborto, el matrimonio homosexual y contra lo que llamaron “activismo gay” en el país.
Las críticas se dirigieron también contra el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff y contra el Supremo, que ha aprobado el matrimonio de las personas del mismo sexo y la adopción por parte de dichas parejas.
Malafia quiso destacar que la manifestación tuvo como finalidad “mostrar la fuerza de los evangélicos” ante la sociedad y los poderes del Estado. Hoy los evangélicos cuentan con el 22% de la población, un total de 40 millones, y sus votos son cotizados por los partidos de todos los colores políticos. “Nuestro evento ha sido un ensayo, un ejercicio de ciudadanía. No somos ciudadanos de segunda clase y vamos a influenciar a la nación”, afirmó.
El pastor Marco Feliciano, el actual polémico presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso, llegó aún más lejos: “La familia tiene que venir antes del Gobierno y de la sociedad”, y auguró la elección en un futuro próximo de un presidente de la República evangélico.
Feliciano ha sido estas semanas objeto de protestas por sus ideas a favor de que los homosexuales sean tratados como enfermos y por afirmar que los negros africanos son tales por un castigo de Dios. Para el senador evangélico, Magno Malta existe el objetivo de crear una “casta de homosexuales” y garantizó que los más de 80 diputados evangélicos no lo permitirán. 
“Dicen que somos fundamentalistas, pero los que son fundamentalistas de basura moral son los gais”, afirmó Malafaia, que criticando el aborto dijo: “El feto no es el prolongamiento del cuerpo de la mujer”. Y añadió: “Vamos a buscar una isla desierta donde enviar a los gais. Quiero ver si después de un tiempo aún existirá la raza humana”.
La manifestación se llevó a cabo sin incidentes. Solo un pastor evangélico fue arrastrado del palco por enarbolar la bandera colorida de la Iglesia del Evangelio Quadrangular al confundirla con la de los colores del arco iris del movimiento LGBT (gais, lesbianas, bisexuales y transexuales).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada