2013/06/28

EL PAIS: Alegría y fiestas en San Francisco a las puertas del Día del Orgullo Gay

Miles de personas vibran de alegría en la meca del movimiento gay con la decisión del Tribunal Supremo




San Francisco, considerada una de las ciudades más liberales y con fama de tolerante de EE UU, vibra este miércoles de alegría con la decisión del Tribunal Supremo de dar luz verde al matrimonio entre personas del mismo sexo.
A lo largo de la mañana se han concentrado frente a City Hall, el Ayuntamiento de San Francisco, un millar de personas para expresar su alegría por la histórica decisión que marca un cambio de rumbo a la hora de reconocer legalmente el derecho al matrimonio entre las personas del mismo sexo.
El propio alcalde de la ciudad, Edwin M. Lee, no ha querido perderse este momento histórico y ha salido a las puertas del Ayuntamiento para felicitar a la comunidad gay por su tesón a la hora de hacer valer sus derechos. “Es maravilloso que el amor triunfe sobre la ignorancia”, ha dicho.
También han estado presentes, el exalcalde Gavin Newsom y Phyllips Lyon, un icono en la defensa de los derechos del matrimonio gay en la ciudad.
Entre los muchos asistentes, una pareja de lesbianas comentaban muy emocionadas que “esta increíble decisión del Supremo sucede al mismo tiempo que la ciudad se prepara para celebrar las fiestas del Orgullo Gay”, aseguraba Christabel Breen.
Siete millones de californianos votaron en 2008 a favor de la Proposición 8 para expresar su apoyo a la idea tradicional del matrimonio entre hombre y mujer. Sin embargo en San Francisco el “no” a la propuesta rebaso el 75% de los votos.
La comunidad gay, muy numerosa en esta ciudad donde es ampliamente aceptada por la sociedad, no ha parado desde entonces de luchar por hacer valer sus derechos en contra de la Proposición 8 hasta finalmente conseguirlo este miércoles.
Si bien, según la 9th Circuit Court of Appeals, –una Corte Federal de Apelaciones-, habrá que esperar al menos 25 días hasta que las bodas gais se puedan celebrar en California, ya que es el tiempo que como mínimo se necesita para que entre en vigor lo dispuesto por el Tribunal Supremo.
Además, la Corte de San Francisco podría seguir impidiendo la celebración de enlaces matrimoniales entre personas del mismo sexo si quienes apoyan la Proposicion 8 apelan de nuevo la decisión, tal y como han manifestado fuentes autorizadas de esta institución.
Una marea multicolor tiñe Castro de “libertad” y “amor”
Miles de personas se han dado cita en el famoso distrito gay para celebrar en una fiesta teñida con los colores del arcoíris, enseña del movimiento homosexual, la histórica decisión del Tribunal Supremo de dar luz verde al matrimonio entre personas del mismo sexo.
Suena la música en Castro y la alegría se desborda, mientras cientos de parejas del mismo sexo pasean de la mano y enarbolan pancartas en las que se pueden leer estas proclamas: “Cásate con quien amas”, “Toda clase de amor es igual”, “Todos merecemos la libertad de casarnos” y “Si a la igualdad del matrimonio civil”, entre muchas otras.
“Hoy todos somos mas americanos”, proclama con orgullo Nikki Nguyen, quien como otras muchas lesbianas y gais ha acudido a Castro para expresar su alegría por este giro de tuerca que “va a suponer a todas las parejas del mismo sexo tener los mismos derechos ante la ley federal que el matrimonio tradicional”.
Al lado, Vanesa y Margaret Sender, que llevan 12 años juntas y 4 casadas, ondean otra pancarta en la que se lee: “Orgullosas de nuestra familia”, compuesta por ellas dos y una niña de tres años que también ha acudido a Castro.
La pareja formada por Stuart Gaffney y John Lewis, vestidos de etiqueta para la ocasión, se sienten “muy felices de que la Proposición 8 se haya acabado”. “Nos casamos en el 2008 antes de esa Proposición, pero tras su aprobación, nuestro matrimonio quedó suspendido por todo este tiempo. Dentro de 30 días nuestra unión de nuevo será legal”, explica Stuart.
Al ritmo de la banda de música “San Francisco Lesbian/Gay Freedom Band” bailan desinhibidas muchas parejas, en medio de una lluvia de confetis y globos de colores. Dos escenarios gigantescos custodian la calle a ambos lados de Castro con la actuación de grupos musicales y muchos discursos de apoyo y felicitación a la causa del movimiento de gais, lesbianas y transexuales que “hoy ha abierto una brecha considerable en la historia”, se escucha por uno de los altavoces.
El espíritu de los Beatles se deja una vez más asomar en pancartas que recuerdan el título de la famosa canción: “Todo lo que necesitas es amor”. Y desde luego que el ambiente esta inmerso en esa vibración velada en el aire, “love”. Incluso una pizzería, muy cerca de uno de los escenarios, luce el reclamo: “Horneada con amor y servida con orgullo”.
Tantas proclamas de amor que han animado a un alma solitaria a lucir en la espalda este cartel: “Quieres casarte conmigo?... Es legal”. El candidato o la candidata debe poner su nombre en el espacio en blanco. Para que luego digan que no hay libertad.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada