2013/06/28

EL MUNDO: Epi y Blas, iconos gays a pesar de todo

Portada de 'The New Yorker'.

Como si se tratara de un episodio en 'prime time' de 'Barrio Sésamo', Epi y Blas vuelven desde los 80 a la actualidad para convertirse en un imparable fenómeno viral en las redes sociales. Todo después de que se haya desvelado que la portada de la revista 'The New Yorker' de la próxima semana es una escena hogareña de la pareja.
 
La ilustración acompaña a la historia 'Momentos de felicidad de Bert y Ernie', nombre real de las populares marionetas televisivas. La publicación del reportaje, en el que se aborda la situación del matrimonio gay, se produce días después de que el Tribunal Supremo de EEUU reconociese los derechos en todo el país de las parejas casadas de mismo sexo.
"Es asombroso ver cómo las actitudes sobre los derechos de los homosexuales han evolucionado a lo largo de mi vida", ha declarado Jack Hunter, autor de la ilustración, en la que se ve a los dos compañeros de piso de espaldas, viendo la televisión en el sofá y en actitud cariñosa. "Esto es genial para nuestros niños, un momento que todos podemos celebrar", ha reconocido tras la histórica decisión.
Las especulaciones sobre la orientación sexual de Epi y Blas vienen de lejos. Ya en 2011 los creadores de 'Barrio Sésamo', el programa infantil en el que se emitían las peripecias domésticas del dúo, negaron que los teleñecos fuesen homosexuales.

A través de Facebook, y en respuesta a una petición popular para que salieran del armario y se casasen, la organización no lucrativa 'Sesame Workshop' explicó que Epi y Blas son "mejores amigos" y que se crearon para "enseñar a los preescolares que las personas pueden ser buenas amigas de aquellas que son muy diferentes a ellas mismas".
Las marionetas, que en español se bautizaron Epi y Blas (España) o Enrique y Beto (Latinoamérica), han aparecido en 'Barrio Sésamo' desde los inicios del espacio televisivo en 1969 como dos compañeros con puntos de vista muy diferentes sobre cómo hacer las cosas.
Epi, de color naranja, acostumbra a sacar de quicio a Blas, de amarillo, con ideas disparatadas o peticiones insistentes. Es una relación en la que habitualmente Epi se sale con la suya.
'Sesame Workshop' aclaró entonces que aunque los personajes se identifican como "masculinos y poseen características humanas" siguen siendo "marionetas" y "no tienen una orientación sexual".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada