2013/06/29

EL CORREO: Ordenan reanudar los matrimonios homosexuales en California

Kristin Perry y Sandra Stier celebran su enlace después de 14 años de noviazgo, inmediatamente después de que una corte ordenara el reinicio de las bodas gay

Ordenan reanudar los matrimonios homosexuales en California
Kristin Perry y Sandra Stier se casan en California. / Afp

Un tribunal federal de apelaciones del noveno circuito judicial levantó hoy el bloqueo existente sobre la celebración de bodas homosexuales en California, apenas dos días después de que el Tribunal Supremo de EE UU invalidara la norma que prohibía el matrimonio gay en ese estado.
Los condados californianos pueden comenzar a expedir licencias matrimoniales para parejas homosexuales de forma inmediata y no tendrán que esperar el plazo de entre 25 y 30 días que se presumía necesario, según la orden publicada por el tribunal federal de apelaciones del noveno circuito de California.
La fiscal general de California, Kamala Harris, pidió a la corte de apelaciones que no esperara ese plazo para que las uniones de gais y lesbianas fueran una realidad. Harris urgió al tribunal a que actuara lo antes posible y oficializara la decisión del Supremo.
La Corte Suprema invalidó el miércoles la Proposición 8, una enmienda a la Constitución de California que prohibía el matrimonio homosexual en ese estado, y pidió a la corte de apelaciones, que había bloqueado una decisión a favor de las uniones de gais y lesbianas a la espera de conocer la posición del Supremo, que desbloqueara el proceso. En una decisión de 5-4, el Supremo consideró que los demandantes en el caso no tenían base para apelar y dio instrucciones al tribunal de apelación para que anulara el caso, lo que invalidaría efectivamente la Proposición 8.
Esta enmienda, aprobada en referéndum en noviembre de 2008, definía el matrimonio como un enlace sólo posible entre un hombre y una mujer.
La enmienda frenó en seco las bodas de la comunidad homosexual en California, que seis meses antes festejaba la decisión del Tribunal Superior de Justicia de autorizar esos matrimonios al considerar que prohibirlos resultaba discriminatorio. Entre mayo y noviembre de ese año 18.000 parejas del mismo sexo se casaron en California. La reivindicación continuó en 2009, cuando dos parejas desafiaron la Proposición 8 por entender que les negaba derechos por cuestión de sexo.
Un tribunal federal les dio la razón al año siguiente, una decisión que los impulsores de la reforma legal recurrieron. La Corte de Apelaciones ratificó el fallo en 2012 y los grupos que defienden el concepto tradicional del matrimonio se vieron obligados a pedir el amparo del Supremo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada