2013/04/13

ESTUDIO DE LA UPV : Sólo 6 horas de educación sexual en cuatro años de ESO

EL CORREO:La escasa formación del profesorado y la falta de recursos son los principales problemas de los centros

 

Los centros escolares vascos imparten de media seis horas de educación sexual entre los cuatro cursos que integran la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) con importantes déficit tanto en los contenidos como en la planificación. La escasa formación del profesorado y la falta de recursos de los colegios son los principales problemas detectados.
Estas son las principales conclusiones de un estudio realizado por la Universidad del País Vasco por encargo del Gobierno vasco a partir de una encuesta entre los directores, jefes de estudio y coordinadores de 161 centros escolares públicos, concertados y privados de Euskadi (el 13% de Álava, el 54% de Bizkaia y el 33% de Gipuzkoa).
Además, confirma la práctica extinción del programa Uhin Bare de educación afectivo-sexual puesto en marcha para la ESO en el año 2000 por parte del Gobierno vasco. Actualmente sólo el 9% de los centros escolares hacen uso de este programa debido a que la gran movilidad del profesorado o el carácter voluntario de la educación sexual dificulta su implantación.
Los resultados de este sondeo revelan que la educación sexual se concentra en la ESO y, especialmente, en sus tres últimos cursos cuando la mayoría de los alumnos entre 13 y 16 años de edad. La media de horas impartidas se sitúa en torno a las seis horas en el conjunto de la ESO, con una mayoría de centros que afirman dedicarle entre cuatro y ocho horas.
Hay excepciones, con algunos centros integran la educación sexual en el proyecto curricular y forman a sus alumnos durante 40 horas, pero en términos generales los autores del estudio consideran que la dedicación a esta materia "tienda a ser escasa".
Casi tres de cada cuatro centros recurren a la contratación de profesionales externos para impartir la educación sexual a través de intervenciones esporádicas (charlas, cursillos o pequeños seminarios). El abanico es amplio y va desde una sola charla en cuarto de la ESO a intervenciones de mayor intensidad con seminarios que pueden llegar a seis horas en toda la ESO.
Sexo seguro
Una minoría de colegios, el 22%, imparten esta materia a partir de la iniciativa de sus propios docentes. La educación sexual en estos casos, según el estudio, se limita con frecuencia al ámbito de la anatomía y la fisiología en las asignaturas de ciencias, acompañadas como mucho de algunas tutorías, y no está inserta en una programación coherente.
La homosexualidad aparece en casi seis de cada diez centros durante la ESO, mientras que otras cuestiones relacionadas con el embarazo y el parto no están muy presentes. Otros temas importantes próximos a la educación sexual como las relaciones entre hombres y mujeres, los aspectos éticos de las relaciones sexuales, la relación entre afectos y sexualidad, la atracción del amor y el enamoramiento se incluyen de forma muy limitada.
Los autores del estudio (Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamientos Psicológicos de la UPV) preguntaron a los centros por las dificultades a las que se enfrentan para impartir educación sexual. La escasa formación del profesorado (55%), la falta de recursos económicos y humanos (43%) son los principales obstáculos.
Por detrás surgen otros como el hecho de que muchos profesores consideran que la educación sexual no es de su competencia al tratarse de temas íntimos que requieren de especialización. El déficit en la formación del profesorado queda en evidencia al comprobar que sólo el 18% de los centros escolares afirman haber participado en los tres últimos cursos en actividades de formación en el ámbito de la educación sexual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada