2013/03/11

Nota de prensa de Laikotasuna



Laikotasuna, asociación de Guipúzkoa por una sociedad laica, muestra su repulsa por las declaraciones del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, realizadas el 3 de febrero en la embajada de España en Roma. "La religión no puede ser considerada una 'maría', y debe tener el mismo rango que otras asignaturas fundamentales", además, al ministro le parece necesario defender la presencia de la religión en el espacio público. Estas palabras nos muestran la intención propia de un integrista católico, que por cierto es un servidor público, que sólo busca favorecer sus creencias religiosas al margen de otras creencias o no creencias.
Igualmente se ha posicionado en contra del matrimonio homosexual por “no garantizar la pervivencia de la especie”. Esta declaración está cargada de homofobia y falta de respeto a las miles de familias homosexuales con hijos. Laikotasuna,  así mismo, recuerda que el Tribunal Constitucional dictaminó la legalidad del matrimonio homosexual y que por lo tanto ponerlo en duda, es ir contra las reglas del juego democrático.
El estado español es un “Estado
 aconfesional” por lo que resulta incomprensible que, en pleno siglo XXI, sea el ministro del interior, supernumerario del Opus Dei, quien, en una posición anticonstitucional despreciable,  intente imponer su fanatismo religioso, colocando la religión por encima de los derechos constitucionales de los ciudadanos libres e iguales.
Es por todo ello, que Laikotasuna considera que el señor J. Fernández Díaz, tiene que dimitir o ser cesado de manera fulminante del gobierno que a todos nos debería representar.
Donostia 5 de Marzo de 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada