2012/11/07

El Gobierno francés aprobará hoy la unión legal entre homosexuales

EL CORREO:El Gobierno francés aprobará hoy la unión legal entre homosexuales

La iniciativa de Hollande provoca un alud de críticas de la derecha y del mundo religioso

 Los franceses dan por hecho que la imagen de una pareja del mismo sexo vestida de boda y saliendo del juzgado será frecuente y normal a partir de febrero de 2013, cuando el Parlamento apruebe la ley a favor del matrimonio y la adopción homosexual. Pero hasta entonces, los partidos conservadores y los representantes de las distintas religiones mostrarán su oposición airada a esta medida, la primera que el socialista François Hollande pone en marcha de su programa social seis meses después de acceder a la presidencia.
El Consejo de Ministros dará hoy su visto bueno al proyecto de ley, que la Cámara francesa ratificará sin sorpresas ya que la mayoría de izquierdas garantiza el éxito de esta iniciativa. Hasta ahora, la única unión legal entre homosexuales en Francia es el Pacto Civil de Solidaridad, una forma de unión aprobada en 1999 bajo el Gobierno del también socialista Lionel Jospin.
El apoyo de los franceses al matrimonio gay tiene diferentes lecturas si mira desde la izquierda o desde la derecha. El diario 'Le Monde', de orientación socialdemócrata, subrayaba que en 1995 el 51% aceptaba la unión entre personas del mismo sexo, mientras que en un sondeo reciente el porcentaje sube hasta el 58%. En cuanto a la adopción, un 39% se mostraba partidario en la primera fecha, cifra que llega en la actualidad al 52%.
Por el flanco conservador, el periódico 'Le Figaro' anunciaba ayer que el sostén al matrimonio gay había perdido fuerza respecto a 2011, cuando los apoyos suponían el 63% de los mayores de edad en Francia.
Representantes cualificados de las religiones musulmana, judía, ortodoxa y católica se han posicionado contra el proyecto de ley de Hollande. El arzobispo de París y presidente de la Conferencia Episcopal francesa, André Vingt-Trois, alertó en su homilía del pasado sábado de que la adopción por parejas de homosexuales va contra «el derecho de los niños a vivir con un padre y una madre».
El alcalde del distrito octavo de París, que casó a Nicolas Sarkozy y Carla Bruni, ha dicho que si se abre la puerta al matrimonio gay, también se podrían legalizar los matrimonios consanguíneos, la pederastia o el incesto, «que son corrientes en el mundo».

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada