2010/04/08

20100408-Oscar Arias, presidente de Costa Rica, dice que la homosexualidad la manda Dios

A un mes de dejar el cargo, hace campaña por el matrimonio gay y pide a la Iglesia que cambie


El presidente Costa Rica, Óscar Arias, a un mes de acabar su período presidencial, declaró el martes, respondiendo a una pregunta del diario "La Nación", que las uniones homosexuales deben tener reconocimiento legal ya que la homosexualidad la "da Dios".

La Asamblea Legislativa de Costa Rica tramita un proyecto de ley orientado a dar a las uniones de homosexuales garantías en temas como pensiones, herencia o seguro social.

“Sí debería tener reconocimiento legal. Uno no escoge la inclinación sexual. Eso lo da la naturaleza o Dios. Uno no lo escoge, ni los hombres ni las mujeres”, contestó Arias a La Nación.

Y añadió: “Va contra la naturaleza creer que alguien se siente a pensar a los 14 años si será heterosexual u homosexual. Son cosas que envía Dios y que sencillamente tenemos que evolucionar y aceptarlas”.

Además afirmó que “la Iglesia tendrá que evolucionar” en su posición acerca de la homosexualidad.

El canciller de la curia metropolitana de Costa Rica, el sacerdote Mauricio Granados, respondió en nombre de la Iglesia.

“Con todo el respeto y la consideración, tomo esas declaraciones como una opinión más sobre el tema. La posición de la Iglesia es más firme y se basa en argumentos.La Constitución Política no admite simplemente la posición del gobernante. Es un Estado de Derecho. Estas son opiniones de él. Nos atenemos a la Constitución Política y la jurisprudencia”, afirmó.

Dentro de un mes, gobernará el país la presidenta electa, Laura Chinchilla, que no ha expresado una oposición seria al proyecto de ley que se tramita en el parlamento costarricense, aunque tampoco lo ha apoyado.

El proyecto trata de beneficios como créditos mancomunados, herencias de su pareja, seguro social compartido, permisos laborales por fallecimiento de la pareja y recibir pensión en caso de muerte u obtener residencia si uno de ellos es extranjero.

Para la Iglesia Católica, “en el fondo quieren homologarse con la figura del matrimonio. No hay ninguna distinción”, afirmó el 19 de marzo pasado el obispo José Fco. Ulloa. Además, en los países donde se aprueban homologaciones de este tipo, enseguida se da el siguiente paso: matrimonio, y luego, entrega de niños en adopción.

La diputada Ana Helena Chacón, que defiende las posturas del lobby gay, ha afirmado que el 15% de los costarricenses son homosexuales, una cifra de lo más increíble, cuando los estudios en cualquier otro país del mundo dan cifras de entre un 1 y un 3%.

En junio de 2004, por ejemplo, el Instituto Nacional de Estadística (INE) en España calculaba que sólo el 1% de la población mantiene relaciones exclusivamente homosexuales, y un estudio canadiense que cifraba ese porcentaje en el 1,4%, con lo que se demuestra que el homosexualismo político tiende a inflar esas cifras. En el estudio canadiense también se evidenciaba que con el paso de la edad cada vez son menos los que se declaran homosexuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada