2010/04/26

20100422- El cine gay pone una pica en Bollywood

Un festival antecede a la primera cinta con un beso entre hombres


Desde ayer y hasta pasado mañana, Bombay no es sólo la capital del cine indio, sino también del cine de temática lésbica, gay, bisexual y transexual. Por primera vez en su historia, la metrópolis india acoge un evento de este tipo, que ha sido bautizado como Kashish (atracción) Mumbai Festival. Durante cuatro días se proyectarán 110 películas de veinticinco países, entre ellos España.

Aunque Calcuta organiza un festival gay desde el 2007, la cita de Bombay es de una dimensión mucho mayor y además pretende llegar al gran público, al celebrarse en un multisalas –eso sí, del barrio acomodado y playero de Juhu, favorito de las estrellas de Bollywood. El otro escenario de proyecciones, además de debates, es la Alliance Française. Actúa como madrina una veterana activista por los derechos de los gays, la actriz india Celina Jaitley.

En su primera edición, Kashish está a años luz del glamur y la atención mediática del Filmfare, la alternativa de Bollywood a la ceremonia de los Oscar. Aunque tratándose de Bombay, la noticia sea la ausencia de disturbios. El festival llega poco antes del anunciado estreno de Dunno Y (no sé por qué), la primera cinta de Bollywood que muestra a dos hombres besándose. Hay que explicar que incluso el beso entre un hombre y una mujer es una rareza en el cine indio. Y que hace apenas unos días que el Tribunal Supremo exculpó a la actriz Khusboo, después de cinco años de querellas por haberse declarado partidaria de las relaciones prematrimoniales.

Dunno Y tuvo un precedente menos arriesgado hace un par de años, con Dostana (amistad), una comedia protagonizada por John Abraham y Abhishek Bachchan. A su vez, una secuela de un éxito de taquilla de 1980, protagonizado por Amitabh Bachchan (padre del anterior) y producido por Yash Johar. El productor de la nueva versión –su hijo Karan Johar, íntimo amigo del astro Shah Rukh Khan– rizó el rizo del enredo, al convertir a los rivales de la versión original en un dúo que finge ser homosexual para que la mujer de sus deseos, Priyanka Chopra, se instale con ellos.

Aunque las prácticas homosexuales son moneda corriente, el movimiento gay ha sido tradicionalmente discreto en India –al margen de las tradicionales hijras (travestis)– y solamente ha dado un salto de visibilidad en los últimos dos o tres años. Periodo en el que Delhi ha celebrado su primera marcha del orgullo gay y en que el Tribunal Supremo del estado ha despenalizado lo que un artículo del código penal todavía calificaba de "sexo contra natura".

La pérdida de miedo era visible el sábado pasado en un bar-restaurante de Delhi, Cibo, en el que Alaska –como DJ– congregó a un nutrido público gay –además de la comunidad española. Con el patrocinio de la embajada de España que, el día anterior, había llevado a Alaska al Cervantes a comentar la movida, tras la proyección de Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada