2010/04/16

20100416- Las Juntas decidirán si debe haber símbolos religiosos en sedes forales


Alternatiba critica que en el Palacio foral hay un cuadro de San Ignacio y el PP responde que este grupo tiene una foto del Ché en su despacho

La existencia de símbolos religiosos en los edificios forales está en cuestión, aunque todo parece indicar que seguirán allí. Las Juntas Generales aprobaron ayer, con los votos de todos los grupos, excepto el PP, que se abstuvo, instar a la Diputación a que realice un informe sobre los objetos de carácter religioso ubicados en los edificios forales. En base a este documento, las Juntas Generales valorarán si la exhibición de estos objetos «lesiona el principio de libertad religiosa y el de laicidad».

El debate fue suscitado por Alternatiba. Este grupo instó a la Diputación a retirar «cualquier símbolo religioso». Ander Rodríguez puso como ejemplo el cuadro de San Ignacio de Loyola, obra de Elías Salaberria, que se encuentra en un altar ubicado en la planta noble del Palacio foral, en la plaza Gipuzkoa.
Los socialistas mostraron su desacuerdo con la propuesta, dado que «confunde la exposición de símbolos religiosos con objetos artísticos, como puede ser un cuadro».

La juntera del PP, Regina Otaola, indicó que estos objetos religiosos «son expresiones artísticas, objetos ornamentales que hacen referencia a nuestra historia». Otaola añadió que la exhibición de un cuadro de San Ignacio no debe ser objeto de polémica. En este sentido, indicó que en el despacho que dispone Alternatiba en las Juntas Generales «se muestra una foto del Ché, y también es un espacio público, y qué más da».

Hamaikabat consideró que los elementos con motivos religiosos «no vulneran la libertad religiosa». Desde el PNV, se señaló que ya existe un catálogo sobre estos objetos. «No hay problema en transformarlo en un informe, siempre defendiendo que no se rechacen obras de arte en nombre de la libertad religiosa».

EB indicó que «la administración no puede mostrar su respaldo a ningún credo» y Aralar defendió la «laicidad del espacio público».

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada