2010/04/16

20100416- La Iglesia Católica evita el ingreso de homosexuales y heterosexuales desordenados al seminario

Estrictos filtros y controles ejerce la Iglesia Católica mundial para evitar el ingreso de personas homosexuales al clero, pues sus conductas interfieren con el buen desarrollo de la función sacerdotal.

Monseñor Juan Vicente Córdoba, secretario de la Conferencia Episcopal colombiana, explicó que el "Papa nos ha dado una instrucción a todos los obispos, que personas con la definida orientación homosexual no deben ordenarse sacerdotes, porque esto les va a impedir el cumplimiento de su función pastoral".

En los seminarios se tiene claro que no se aceptan este tipo de orientaciones sexuales y si el joven lo reconoce antes de ordenarse se le acompaña sicológicamente para se retire.

En caso de que el homosexual ya se haya ordenado de sacerdote, la Iglesia hace las respectivas consultas ante el Vaticano para tramitar su retiro.

"Si la conducta es leve, se le acompaña sicológicamente y en muchos casos se corrige, de lo contrario debe abandonar el sacerdocio", explicó Monseñor.

El Secretario de la Conferencia Episcopal también señaló que la pederastia no está relacionada directamente con la homosexualidad ni con el celibato.

"La pederastia es un problema sicológico, puede ser de un homosexual o bisexual o heterosexual, directamente no tiene una relación con la homosexualidad, pero puede coincidir en algunos casos", indicó el religioso.

Explicó que los controles de la Iglesia Católica no sólo cubren a los homosexuales sino a los heterosexuales desordenados.

"No todos los heterosexuales pueden ser sacerdotes, porque no se controlan, deben ser maduros y controlar su deseo", señaló Monseñor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada