2010/04/12

20100412- "He acabado encerrada en casa para poder sobrevivir"

Kasha Nabagesera Jacqueline. Activista lesbiana ugandesa. Violada dos veces para 'curarla', lucha para que Uganda no apruebe la pena de muerte contra su colectivo


A Kasha Nabagesera Jacqueline, lesbiana ugandesa, la violaron dos veces en su país para curarla de su orientación sexual. Uganda está en pleno debate para aprobar una ley antihomosexuales que incluye la pena de muerte. La semana pasada, Nabagesera participó en Tenerife en la I Conferencia de Derechos Humanos de las personas LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales) en África, organizada por la Fundación Triángulo y por Casa África. Nabagasera es directora de Freedom and Roam Uganda, la única organización del país que defiende los derechos de las lesbianas en Uganda.

¿Cómo es la vida del colectivo LGTB en Uganda?

La homosexualidad es ilegal, y así está plasmado en el artículo 120 del Código Penal. No podemos mostrar nuestros sentimientos en público, y los que lo hacen son perseguidos por la calle, insultados e incluso encarcelados. Hay espías del Gobierno encargados de detectar homosexuales y denunciarlos.

¿Cuánta gente ha muerto en Uganda en los últimos años por su orientación sexual?

Que sepamos, unas ocho personas de nuestro colectivo han muerto por ser LGTB. Pero habrá muchos más que no conocemos. Dos eran estudiantes lesbianas que murieron a golpes en su propia escuela. En el año 2004, una chica de 15 años fue golpeada por su profesor delante de todo el colegio y de sus padres. Ella se sintió muy humillada y al llegar a casa se suicidó. En 2006 también otra lesbiana fue golpeada por su profesor y se murió camino del hospital.

¿En qué partes del país hay más hostigamiento al colectivo?

En Kampala, la capital, tenemos un poco de suerte porque hay una comunidad LGTB con mucha actividad, pero la gente de fuera de Kampala es la que sufre la mayor hostilidad. Siempre los de la ciudad vamos a estar mejor informados que los que viven en zonas rurales.

¿Quién promueve la homofobia en África?

Son los propios africanos los que promueven la homofobia dentro del continente. Presidentes como Mugabe (Zimbawue) o Museveni (Uganda) han hecho mucho también para fomentar el odio. Los grupos religiosos de Estados Unidos han ido en apoyo de estos africanos y los han alentado. Estos grupos son también culpables de la violencia contra el colectivo LGTB porque en el año 2009 organizaron una conferencia para predicar contra el "vicio" de la homosexualidad y han financiado a organizaciones religiosas y antigays africanas.

Sobre su experiencia personal, ¿ha sido perseguida? ¿Cuál es la peor experiencia que recuerda?

He sufrido mucho hostigamiento por mostrarme públicamente como lesbiana en mi país. He sido golpeada e insultada mientras caminaba por las calles, expulsada de restaurantes y bares y también del transporte público. He sobrevivido a dos violaciones que pretendían curarme de mi condición sexual. Lo único que me salva de los ataques homófobos son las medidas de seguridad que tomo a diario. No es algo cómodo, porque al final termino aislada y encerrrada en mi casa.

Un último episodio de persecución que le venga a la memoria.

Hace unas semanas, yo y una amiga fuimos perseguidas por unos hombres que iban en un coche y que empezaron a gritarnos y a decirnos que nos iban a dar una lección por ser lesbianas. Nos salvamos porque nos escondimos dentro de un edificio y ellos no podían acceder. También dejé de ir a diario a la oficina porque un motorista que merodeaba por la zona empezó a amenazarme con que iba a enseñarme a cómo ser una verdadera mujer. Desde entonces trabajo desde casa.

¿La vida para las lesbianas en Uganda es peor que para los gays?

No, para todos es igual, estamos igual de discriminados y de reprimidos. Algunos están viviendo una doble vida y otras, como yo, nos mostramos como somos en público y somos activistas.

¿Qué tiene que decir de la represión ejercida por el Gobierno de Uganda?

Es muy homofóbico y haría cualquier cosa por suprimir los grupos minoritarios. Y ahora que estamos a punto de tener elecciones, quieren desviar la atención de la gente sobre los verdaderos problemas del país para que se hable sólo del debate sobre los homosexuales.

¿Cree que la comunidad internacional está presionando lo suficiente para que no se apruebe la ley antigay?

La comunidad internacional está presionando mucho al Ejecutivo ugandés. Sin esa presión la ley haría tiempo que estaría aprobada.

¿Qué conclusiones saca de su participación en la I Conferencia de colectivo LGTB de África que se ha celebrado en Tenerife?

He aprendido de más experiencias de activistas y defensores de los derechos humanos y he podido compartir mi pequeña experiencia como una líder lesbiana en un país que es muy homofóbico. También me he encontrado con viejos amigos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada