2010/03/24

20100324-¿Puede existir el ser humano sin género sexual?

¿Puede existir el ser humano sin género sexual?

Norrie May-Welby se ha convertido a sus 48 años en el primer ser humano reconocido oficialmente como de 'género neutro'. Ni hombre ni mujer, sino todo lo contrario. La primera pregunta que viene a la mente es: ¿es esto físicamente posible? ¿Y cuáles son las consecuencias que puede acarrear esta decisión? ¿Tendrán en el futuro, por ejemplo, los servicios públicos una tercera puerta para 'neutros'?

Norrie nació como varón en Escocia, pero emigró con sus padres a Australia cuando tenía 7 años. A los 28 se sometió a una operación de cambio de sexo para convertirse en mujer, siguiendo los protocolos médicos y psicológicos habituales. Pero el cambio no le satisfizo. No consiguió terminar de amoldarse a su nueva identidad femenina.

"Nunca me he sentido completamente hombre o mujer, - explica en el diario The Scotsman - exceptuando un breve período durante la primera transición en la que me identifiqué como transexual porque pensé que había sólo dos opciones de género, y la masculina era incorrecta mientras que la femenina me hacía sentir mejor."

Así que abandonó el tratamiento hormonal. A consecuencia de ello, 20 años después su cuerpo tiene tanto de femenino como de masculino. Y aunque se encuentre perfectamente a gusto así, Norrie se dió cuenta que sus papeles podían traerle complicaciones.

"Si tengo que enseñar mis documentos de identidad, desde luego que no quiero dar detalles falsos, porque eso sólo me va a traer problemas cuando las autoridades se den cuenta de que no encajo con los datos." - argumenta.

Por lo tanto solicitó al registro de New South Wales que reconociera su identidad de género como 'neutro'. En un principio la institución consideró imposible su petición. Pero desde 2009 la legislación australiana reconoce la existencia de los casos biológicos en los que 'el sexo no es específico'. Y un plantel de expertos médicos dictaminó que el sexo de Norrie May-Welby no puede ser definido.

"El concepto de hombre o mujer no encaja conmigo. La solución más simple es la de no tener ninguna identificación sexual. - declara. - No hay ningún motivo para seguir insistiendo en que nuestra identidad legal tenga que incluir una declaración pública sobre algo muy privado, nuestro sexo".

O como expone de una manera mucho más salada en este vídeo casero: "¿Porqué tener que elegir entre Coca-cola y Pepsi? ¡Elige la libertad!"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada