2014/11/27

EL PAIS:El VIH se expande en España pese a los programas de prevención

Los hombres que tienen sexo con hombres son más de la mitad de los casos

El VIH mantiene su expansión en España a pesar de todos los esfuerzos para frenarlo. Los últimos datos de nuevos diagnósticosque dio este miércoles la subdirectora general de Promoción de la Salud del Ministerio de Sanidad, Elena Andradas, así lo demuestran: en 2013, último año con datos, hubo 3.278 análisis positivos. Si se compara con los números del año anterior, se observa la estabilización: en 2012 fueron 3.210 con los casos reunidos hasta junio de 2013 (la misma fecha de corte que los datos ofrecidos por Andradas). Con posterioridad las comunidades notificaron otros 400 casos, hasta los 3.611 que registra ahora el Plan Nacional sobre Sida. Eso quiere decir que, cuando se cierre la cuenta, los números de 2013 rondarán los 3.600.
Este estancamiento se ve bien en la serie de las nueve comunidades que ofrecen datos desde 2003. Ese año notificaron 1.441 casos. En 2012 fueron 1.481. En 2013, con la cuenta aún sin cerrar, ya van 1.346. En total se calcula que en España hay entre 130.000 y 160.000 personas con VIH, dijo Andradas, de las que alrededor de un tercio no lo sabe.
Pero si en el número total hay una cifra constante, donde hay cambios es en cómo se reparten según las distintas vías de transmisión. El sexo entre hombres (HSH) sin protección representa ya más de la mitad de los casos (el 51%). Hace cinco años, la proporción era unos 10 puntos inferior. Las relaciones heterosexuales de riesgo representan el 28,5% del total (el 12% en mujeres y el 16,5% en hombres), y se mantiene estable, dijo Andradas. Compartir jeringuillas para consumir drogas fue causa del 4,4% de los casos, una proporción que va claramente en descenso. En 2004, por ejemplo, aún representaban el 21%.
En cambio, los HSH están “muy concienciados”, indicó Andradas. Ello se ve en los diagnósticos tardíos. Estos se definen porque la persona se hace la prueba del VIH cuando ya el virus ha empezado a deteriorar su sistema inmunológico. La media en España de estos casos está en el 46% de todos los analizados, pero va desde el 58,5% entre los hombres heterosexuales al 40,6% entre los HSH. Esta aparente contradicción —una mayor concienciación y conocimiento y un aumento de los casos— tiene dos explicaciones. Una, que la prevalencia del VIH entre los gais y otros HSH es ya muy alta (algunos cálculos parciales, como uno de 2009 del Plan Nacional sobre Sida, han recogido que hasta el 10% podría estar infectado). El segundo que “quizá la existencia de fármacos tan eficaces puede haber rebajado la percepción de riesgo”, dijo Andradas. Y este reconocimiento es prueba de que campañas como la de 2007 del ministerio o la de 2009 de las asociaciones de gais no han conseguido sus objetivos de prevención.
Otros destinatarios de estas campañas, los inmigrantes, sí muestran un descenso de las cifras con un “punto de inflexión en 2010”, según el Plan Nacional para el Sida. Del 41% de los nuevos casos de 2008 se ha pasado al 35,6% en 2013. Sigue siendo una proporción altísima teniendo en cuenta que representan el 10,7% de la población según el Instituto Nacional de Estadística. De todas formas, esta disminución puede tener otra causa, admitió Andradas: con la crisis el número de extranjeros que residen en España ha disminuido.
La persona se hace la prueba del VIH cuando ya el virus ha empezado a deteriorar su sistema inmunológico
La subdirectora general indicó que la edad media de los nuevos diagnósticos está en los 36 años (y el balance de Cruz Roja, que atiende más de 50.000 consultas al año lo confirma). Esto choca con la idea de que hay una expansión tremenda del VIH entre los jóvenes.
Ante esta situación, Andradas expuso las líneas maestras del ministerio y las comunidades, que básicamente son dos: hacer la prueba para un diagnóstico precoz e insistir en el uso del preservativo. El análisis tiene dos ventajas. Para el afectado, porque le permite acceder a la medicación antiviral que ha cronificado la infección en la mayoría de quienes tiene el VIH. Para el resto porque se considera que el grupo de personas que no sabe que tiene el virus (unas 50.000 en España, un tercio del total) son responsables de más de dos tercios de los nuevos casos. Ello se debe a que las personas infectadas, si reciben medicación y controlan el virus (en España la tasa de medicados supera el 90%) son muy malos transmisores. A ello se dirige a campaña de este año del ministerio por el Día Mundial del Sida, que tiene como lema El sida no es algo del pasado. Tenlo presente.
Datos de las comunidades
Andalucía ha sido, en 2013, la última comunidad en incorporarse al Sistema de Información sobre Nuevas Infecciones por el VIH (SINIVIH) que el Ministerio de Sanidad arrancó en 2008. Con ello ya están las 17 regiones y las dos ciudades autónomas de Ceuta y Melilla en el registro. Esto es importante, porque hasta ahora los datos que se conocían eran parciales, lo que dificultaba sacar conclusiones sobre la evolución de la infección.
Tener datos de todas las comunidades no implica que estén actualizados. El Plan Nacional sobre Sida da unos números sobre la situación de la epidemia cada año que luego se modifican porque hay retrasos en la notificación de los nuevos diagnósticos. Por ejemplo, en 2012 se dio primero una cifra de 3.210 casos, y ya son 3.611.
La subdirectora general de Promoción de la Salud, Elena Andradas, anunció ayer otra iniciativa. Un plan piloto con siete comunidades y Ceuta para promover la prueba. Se trata de que esta se ofrezca en los centros de salud de forma rutinaria a todos los usuarios, sobre todo en cuanto haya alguna sospecha como una infección inusual característica de sida (desde tuberculosis a algunas neumonías).


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada