2014/08/04

EL PAIS: Antiguos líderes exgais reconocen que sus terapias no funcionaban


Los cabecillas que durante años impulsaron tratamientos agresivos piden perdón

Cartel anunciador de la organización exgay Exodus International que ofrecía terapias de reconversión sexual. / AP



Los principales líderes que durante años han promulgado terapias agresivas para curar la homosexualidad reconocen ahora su error porque se han dado cuenta de que estos tratamientos "no funcionan". En una carta abierta a través del National Centre for Lesbian Rights y firmada por nueve líderes exgais como Brad Allen, Barlene Bogle o Michael Busse, aseguran tener "más conocimientos ahora" que cuando promulgaron las llamadas terapias de conversión asegurando que la homosexualidad se podía curar. Muchos de ellos formaban parte de la extinta Exodus International que en junio de 2013, y después de 37 años en activo, cerraba sus puertas con el perdón público del presidente de la organización, Alan Chambers.

Los firmantes de esta carta se disculpan, al igual que en su momento hizo Chambers, por el daño moral que han causado a jóvenes LGTB (lesbians, gais, transexuales y bisexuales) al creer que existía "algo moralmente incorrecto y psicológicamente roto" por ser gay o lesbiana. "Crecimos mientras nos decían que ser LGTB era desordenado, enfermo, una patología mental, pecaminoso y desagradable a Dios. Crecimos mientras nos decían que las relaciones amorosas homosexuales eran superficiales conducidas por la lujuria, engañosas, desordenadas, e imposibles", confiesan en el escrito que pretenden que sirva para que se prohíban terapias similares. "Este mensaje es veneno para el alma", dicen ahora. "Es nuestra firme convicción de que es mucho más productivo apoyar, asesorar y orientar a las personas LGBT a abrazar lo que son".
Los líderes de este movimiento son conscientes de las consecuencias que han podido acarrear tras años de férrea defensa de la "cura de la homosexualidad". "Lamentablemente, muchos optarán por el suicidio como resultado de su sentimiento de fracaso. A la luz de esto, ahora unidos en nuestra convicción de que la terapia de conversión no es terapia, sino que es ineficaz y perjudicial, nos alineamos con cada gran corriente principal de las organizaciones profesionales de salud médica y mental en la denuncia de los intentos de cambiar la orientación sexual o identidad de género. Exhortamos a los padres a amar y aceptar a sus hijos LGBT como son. Imploramos a la Iglesia a aceptar, abrazar, y afirmar las personas LGBT con plena igualdad e inclusión", aseguran en la carta.
La Fundación Triángulo por la Igualdad Social de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales ha publicado en su web esta misiva y critica la actitud de los líderes exgais ya que para ellos, "cuando se intenta curar algo que no es una enfermedad solo se provoca dolor y sufrimiento". En España la posición del obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla, que ha defendido en varias ocasiones la aplicación de estas terapias, ha sido criticada por las principales organizaciones LGTB que en repetidas ocasiones le han pedido al obispo que rectificase sus palabras. Reig Pla ha hecho caso omiso y en marzo de este año protagonizó otra polémica al asegurar que "en España ha habido más abortos que muertes en la Guerra Civil".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada