2014/07/04

EL PAIS:Torneo contra el matrimonio homosexual en el polideportivo de La Elipa

50 ultraderechistas de España en Marcha organizaron el 28 de junio un evento "por la familia"
Miembros de España en Marcha posan en La Elipa. / FOTO CEDIDA POR UGT

Unas 50 personas de la plataforma ultraderechista España en Marcha organizaron el sábado 28 de junio un partido “por la familia” en el polideportivo de La Elipa de Madrid. El grupo colocó banderas preconstitucionales como la cruz celta o el águila imperial en el recinto, denuncia el sindicato UGT, que detectó la intención del grupo de celebrar un torneo de fútbol en favor del matrimonio “oficial” y en contra de los enlaces homosexuales.
El colectivo, integrado por Alianza Nacional, el Movimiento Católico Español y Falange, colocó dos puestos, uno para bebidas y otra con simbología fascista, según adelantó Madridiario. El Ayuntamiento asegura que los operarios del recinto, apenas a unos metros de distancia de un campo de béisbol con población de origen dominicano, llamaron al 112, que a su vez puso en marcha a los efectivos de Policía Municipal y Nacional.
El Ayuntamiento confirma que un particular reservó una pista para jugar al fútbol sala con su DNI y pagando las correspondientes tasas. Los efectivos policiales retiraron la simbología (la normativa municipal impide colocar banderas o pancartas en los polideportivos) y la megafonía, que no estaba autorizada. Los agentes, que recibieron la llamada a las 11.53, abandonaron el recinto a las 13.16 sin altercados. El informe policial califica la actitud del grupo hacia los agentes como “correcta”.
UGT asegura que este es el segundo año que el grupo celebra este torneo, aunque en 2013 “no se hicieron notar tanto”. El sindicato califica de “indignante” que se usen recintos públicos para actos homófobos y asegura que el torneo continuó con las banderas colocadas en la instalación, situación que desmiente el Ayuntamiento.
El portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento, Jaime Lissavetzky, ha condenado el acto: “Este torneo nunca debió celebrarse. Madrid no es esto. La inmensa mayoría de los madrileños nos avergonzamos de este tipo de manifestaciones y la casa de todos, como es el polideportivo de La Elipa, no puede ser sede de un acto que, además de xenófobo, podría llegar ser ilegal”. Lissavetzky pide explicaciones al Ayuntamiento y que se tomen las medidas necesarias para que “algo así no vuelva a suceder”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada