2013/11/08

EL PAIS: Suecia clasificará sus películas con un baremo feminista

El Instituto del Film sueco y la televisión por cable usarán el 'Test de Bechdel' para evidenciar la brecha entre géneros.

Ni la trilogía de El Señor de los Anillos, ni todas las películas de Star Wars, La Red Social, Pulp Fiction o la saga de Harry Potter serían capaces de conseguir la calificación A que el Instituto de Cine sueco y la televisión por cable concederán a partir de ahora a los estrenos cinematográficos y películas a emitir. Si normalmente a los films se les evaluaba por el grado de violencia, los desnudos o el sexo, a partir de ahora el baremo de la igualdad de género también tendrá su hueco.
Tal y como ha infomado hoy la agencia Associated Press de Estocolmo, y ha recogido The Guardian, Suecia utilizará el Test de Bechdel para averiguar si la película promueve desigualdades de género o no. El sistema de medición que popularizó la dibujante Alison Bechdel en una de sus viñetas y se convirtió en una estrategia muy utilizada para medir la brecha entre géneros es simple: al menos deben haber dos mujeres en pantalla que hablen de otra cosa que no sea un hombre durante una escena de la película. Una ecuación sencilla y que, a tenor del calado que ha tenido en la comunidad virtual, pasará a utilizarse en Suecia.

La iniciativa ya se ha llevado a cabo en cuatro cines suecos, que lanzaron calificación A el mes pasado para resaltar las pocas películas que pasan el Test de Bechdel. Si seguimos la guía de películas evaluadas por este baremo, podremos comprobar que muchos de los estrenos de este 2013 no han pasado el corte (como The Fifth State –la película sobre Assange y Wikileaks–, Pacific Rim o Los Becarios).
"La gente que ve películas difícilmente se encuentra con una superheroína femenina o una profesora que acepta desafíos y ofrece lecciones", ha explicado a AP Ellen Tejle, la directora de uno de los cines que ha utilizado la calificación A durante el último mes. "El objetivo es ver más historias femeninas y otras perspectivas en las pantallas", añade.
Pero no sólo será en los cines. El canal de televisión por cable Viasat Film ha anunciado que apoyará la iniciativa y que el próximo domingo 17 de noviembre solo emitirá películas clasificadas A. Su Super Sunday contará con Los Juegos del Hambre, La dama de hierro y Salvajes.
El nuevo baremo no ha gustado a todos. El crítico sueco Hynek Pallas asegura que "hay muchos películas que pasan el test de Bechdel y que no ayudan a hacer una sociedad más igualitaria" y ha criticado que el Insituto del Film sueco apoye una iniciativa que "lanza señales sobre qué debería o no debería incluirse en una película".
Los datos, no obstante, aseguran que la falta de representación femenina en el celuloide es evidente. Entre el top 100 de las cintas estadounidenses de 2011, solo el 33% de los personajes eran mujeres y de ese 33%, el 11% eran protagonistas.
Y no es el único, tal y como os avanzamos aquí, unl análisis de la USC defiende que en las películas más taquilleras de los últimos seis años (de 2007 a 2012) solamente el 28,4 de los personajes eran mujeres. Lo que se traduce en 2.51 protagonistas masculinos por cada heroína. Y eso que según el mismo estudio más de la mitad de los espectadores en las salas de cine norteamericanas, son de sexo femenino. 2012 fue, según la autora de este informe, la profesora Stacy L.Smith, el peor año para las actrices (de más de 20 años) del celuloide.
En España, el Ministerio de Cultura incluye en su calificación cinematográfica la categoría 'Especialmente recomendada para el fomento de la igualdad de género', que opera, según confirma la web del ministerio "de manera transversal para todas las películas presentadas a calificación por grupos de edad excepto para la calificación 'Película X'". ¿Se extenderá el Test de Bechdel a otros países".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada