2013/07/01

EL PAIS: La policía carga contra una protesta de activistas gais en San Petersburgo

58 detenidos en choques entre partidarios y detractores de las uniones gais

Rusia acaba de aprobar una ley que prohíbe la propaganda homosexual

Dos activistas huyen en la marcha del Orgullo Gay en San Petersburgo tras la intervención de la policía. / ANATOLY MALTSEV (EFE)
Un total de 58 personas han sido detenidas este sábado en San Petersburgo después de que se produjeran enfrentamientos entre activistas a favor y en contra de los derechos de gais y lesbianas. Los activistas en contra de la discriminación sexual y la homofobia en Rusia se concentraron en un lugar en el Campo de Marte, reservado para la libre expresión por el Ayuntamiento, siguiendo el modelo del Hyde Park londinense, aunque con más limitaciones.
Los activistas, a los que se había negado el permiso para manifestarse por la ciudad, resultaron una minoría en relación a los que acudieron a oponérseles profiriendo gritos como “Sodoma no pasará”, según las agencias rusas. Entre los individuos dispuestos a impedir la concentración progay había personas tocadas con las gorras azules de los infantes de marina y con prendas del vestuario cosaco. Los agresores procedieron a lanzar huevos, piedras y otros objetos y la policía intervino repartiendo porrazos y realizando numerosas detenciones en ambos bandos, sobre todo entre los activistas progais, a juzgar por las informaciones difundidas.
La delegación del Ministerio del Interior ha informado de que la acción fue disuelta por orden de la alcaldía en respuesta a las quejas de los ciudadanos, pero que los activistas se habían negado a dispersarse. En la refriega resultó herido un policía al impactarle una cápsula de gas en la cara.
San Petersburgo es uno de los territorios pioneros en Rusia en la promulgación de leyes que prohíben la propaganda de la homosexualidad (a la que se alude como “orientaciones sexuales no tradicionales”) ante los menores. Las dos cámaras del parlamento ruso (la Duma Estatal y el Consejo de la Federación) han aprobado este mes una legislación en el mismo sentido, que entrará en vigor en cuanto sea firmada por el presidente, Vladímir Putin. La legislación prevé multas de hasta 5.000 rublos (unos 120 euros) para las personas físicas y de hasta 50.000 rublos (1.170 euros) para las jurídicas, así como sanciones que pueden llegar hasta un millón de rublos (23.400 euros) por la propaganda en Internet o en los medios de comunicación.
Por “propaganda” se entiende la información que considera las orientaciones sexuales “no tradicionales” como opciones con un valor equiparable a las “tradicionales”. La ley que entrará en vigor a escala del estado tiene ya sus variantes locales en cinco regiones de Rusia (Arjángelsk, Riazán, Kostromá, Novosibirsk, Kaliningrado), además de San Petersburgo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada