2012/06/29

Día internacional de la liberación sexual

GARA- ikusmira : El respeto a la libertad sexual, mejor, pero no bien 

En esta segunda década del siglo XXI, la libertad sexual supuestamente cuenta con el reconocimiento y el respeto de las sociedades más «avanzadas». Ayer, día del Orgullo LGTB, en muchos países de todo el mundo hubo diferentes actos protagonizados por personas pertenecientes a colectivos que durante siglos han padecido -y en numerosos lugares siguen padeciendo- persecución y discriminación, entre ellos vistosos desfiles que para algunos son muestra de que, efectivamente, gays, lesbianas, bisexuales y transexuales ven reconocidos sus derechos. No se puede negar que su situación ha mejorado en muchos ámbitos, y que normalmente no son abiertamente acosados; pero también es innegable que todavía tienen que hacer frente a innumerables ataques a consecuencia de prejuicios alimentados durante siglos, incluso protagonizados por gobiernos y otras instituciones cuya práctica al respecto se encuentra muy alejada de sus discursos. El Parlamento de Gasteiz aprobaba ayer reconocer los derechos de las personas transexuales. Por supuesto, no por ser un reconocimiento tardío deja de ser positivo, y bienvenido sea, pero la necesidad de ese reconocimiento demuestra que en la segunda década del siglo XXI a las sociedades más «avanzadas» y a sus instituciones les queda camino por recorrer hasta el pleno reconocimiento y el respeto a la diversidad sexual. 

 

GARA: Decenas de desfiles, el Pentágono y galletas entre los colores del arco iris

 

GARA | NUEVA YORK
Desde Washington a Laos, con mayor o menor participación, los colores del arco iris se han dejado ver en las distintas celebraciones llevadas a cabo durante toda la semana. Ya el pasado domingo, coincidiendo con la marcha del orgullo gay, decenas de miles de personas celebraron en Nueva York el primer aniversario de la legalización del matrimonio homosexual en este estado. «Realmente tenemos qué celebrar», clamó la cantante Cyndi Lauper, una de las «capitanas» del desfile de este año. Tampoco faltaron las referencias al presidente Barack Obama, que el mes pasado hizo «a título personal» una declaración a favor de que las personas del mismo sexo puedan casarse. Y entre llamativos vestidos, baliarines, pelucas mutlicolores y música, también se encontraban, por primera vez, miembros del Ejército de Estados Unidos, a los que desde el pasado otoño, una ley permite declarar abiertamente su orientación sexual. El propio Pentágono celebró la jornada por primera vez, con una mesa redonda sobre «el valor del servicio abierto y la diversidad», con la participación de oficiales y personal civil.
En Berlín, que como París o Viena, celebraron hace días sus desfiles con tono festivo, sin olvidar la reivindiación, como la denuncia de la discriminación de gays y lesbianas en Rusia. En otros lugares, como en Vientiane, Laos, se celebró por primera vez y con cierta discrección, ante la fuerte discriminación que aún sufren en el país. También en ciudades europeas, como Tesalónica, en Grecia, el primer desfile de este día se llevó a cabo no sin los intentos de agresión de algunas personas.
No faltaron, tanto en Grecia como en Bulgaria, los mensajes de rechazo desde las respectivas iglesias.
En el mundo empresarial, la página de Kraft Foods en Facebook se llenó de comentarios tras publicar la imagen de una galleta Oreo con un relleno multicolor representando la bandera del orgullo gay. Pese a algunos llamamientos al boicot, la mayoría de los textos fueron de apoyo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada