2010/04/30

20100430- La Diputación de Palencia y las "lesbianas africanas"


Zapatero regala demasiado dinero a lesbianas, africanos y, lo que es peor, a asociaciones de gays y lesbianas del continente negro. Eso es lo que cree la Diputación Provincial de Palencia, en concreto, su presidente, Enrique Martín, y su vicepresidente, Isidoro Fernández Navas (PP).


En el pleno celebrado el 28 de abril de 2010, el portavoz del PSOE, Jesús Guerrero, preguntó al equipo de Gobierno del PP, que gobierna con mayoría absoluta, por qué se va a gastar 154.000 euros en una escultura taurina en lugar de invertir más en los ayuntamientos. La respuesta del vicepresidente no sólo constituye el mejor ejemplo de lo que significa salir por peteneras, sino que es absolutamente intolerable en un representante político: «Diríjase a su amigo Zapatero y dígale que en vez de dar tantas subvenciones a lesbianas y otros grupos, no de España, incluso africanos, se lo dé a los ayuntamientos, que es más prioritario».

Por si la perla no brillaba lo suficiente, Fernández Navas añadió a su lista negra de subvenciones aquéllas destinadas a la «revisión histórica», que «mueve tantos millones».

El presidente de la Diputación de Palencia, Enrique Martín, en un intento por defender lo indefendible, lo arregló asegurando que lo que Fernández Navas criticaba es «que se dé dinero a una asociación de gays y lesbianas en África» cuando hay necesidades más acuciantes en los ayuntamientos españoles. «Ya sabemos que España es la campeona en colaboración y cooperación del mundo mundial, pero hay ayuntamientos que no han recibido ni la mitad de dinero que se da a asociaciones de gays y lesbianas en África».

Sí señor, ¡que los gays y lesbianas de África ya tienen de sobra!

Hay que señalar que Enrique Martín cobra 97.339 € al año, por encima incluso del presidente Zapatero, siendo uno de los políticos mejor pagados del país. Aunque, evidentemente, no ganará tanto como un gay etíope o una lesbiana de Chad, que no sólo son unos negros depravados sino que además se han enriquecido gracias a nuestro perverso gobierno.

Las palabras se las lleva el viento, y en Palencia, una pequeña provincia olvidada por los grandes medios de comunicación, el viento sopla con fuerza. Por eso algunos palentinos consideramos que estas declaraciones deben trascender más allá de nuestros límites...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada