2010/04/13

20100413- Luteranos africanos y occidentales divididos por la ética cristiana ante las relaciones homosexuales


Las iglesias luteranas de África aprovecharon la reunión de la Federación Luterana Mundial (FLM) celebrada en Nigeria para advertir a sus socios europeos y de EEUU que estarían dispuestas a promover un cisma si éstos siguen apoyando las uniones entre personas del mismo sexo.


Las congregaciones eclesiásticas africanas miembros de la Federación Luterana Mundial (FLM) se reunieron esta semana en Abuja, Nigeria, para discutir cuestiones políticas y teológicas. Si bien sus posturas se aproximaban a sus iglesias hermanas europeas y en cuestiones de género, los luteranos africanos se pronunciaron en contra de las tendencias liberales de Europa y América del Norte en lo relativo a la homosexualidad.

Mediante un comunicado, las iglesias africanas miembros de la FLM dijeron estar sumamente preocupadas y lamentar profundamente los últimos acontecimientos que tienen lugar en algunas iglesias miembros de la comunión “que han tomado la decisión unilateral de bendecir los matrimonios del mismo sexo, sin tener en cuenta los fuertes sentimientos expresados por otros miembros de la comunión".

Señalaron que esas "acciones unilaterales" tienen "un impacto negativo en nuestra vida conjunta como una comunión, algo que podría haberse evitado”. La declaración es considerada como una amenaza indirecta de un cisma entre norte y sur dentro de la comunidad de la iglesia luterana.

IGUALDAD DE GÉNERO
La definición de "igualdad de género" es una prioridad "urgente" para África. Al respecto, los luteranos africanos expresaron su preocupación ante el hecho de que algunas iglesias miembros de África "todavía no escuchan las voces de las mujeres en la región pidiendo su inclusión dentro de las estructuras de la iglesia". Se instó a las iglesias a cumplir su compromiso con la justicia de género mediante el establecimiento de medidas concretas para abordar estas cuestiones.

Pero en lo que respecta a la homosexualidad, los luteranos africanos dejaron claro que tomarían una posición conservadora, y añadieron que las tendencias liberales en las iglesias del norte eran vistas como una provocación.

ANTECEDENTES
Las iglesias luteranas en África dijeron a través de un comunicado que la cuestión de "matrimonio, familia y sexualidad humana" ya se había tratado en una reunión del Consejo FLM en 2007 en Suecia. En esa reunión, las iglesias luteranas de todo el mundo habían coincidido en que "el matrimonio es santo, ordenado por Dios y es una relación entre un hombre y una mujer".

Pero desde 2007 a esta parte, varias iglesias luteranas del norte han liberalizado sus prácticas o se encuentran en el proceso de hacerlo. En Dinamarca y Suecia, los sacerdotes luteranos ya casan a las parejas del mismo sexo, mientras que las comunidades de la Iglesia Luterana de Noruega, Alemania y EEUU están considerando la puesta en práctica de una nueva liturgia que permita este tipo de matrimonios.

En su declaración, los africanos dicen que "la mayoría de las iglesias miembros de África dicen ´NO´ a los actos homosexuales y lo consideran un pecado".

La tendencia hacia el conservadurismo sobre la homosexualidad entre los luteranos africanos es controlada desde dentro y fuera. En cuanto a la sexualidad, la mayoría de las sociedades africanas son conservadoras y la homosexualidad a menudo se considera como algo no africano o un tabú.

LIBERALES Y CONSERVADORES
La misma reacción se ha producido dentro de la comunión anglicana, ya que las iglesias de EEUU y Gran Bretaña decidieron aceptar la homosexualidad. Las iglesias anglicanas de África - con la excepción de Sudáfrica- niegan la comunión con las iglesias del norte, que aceptan dentro del cristianismo las relaciones entre personas del mismo sexo. La unidad de la Iglesia Anglicana, de este modo, es frágil, si no rota, por el tema de la homosexualidad.

Mientras tanto, la conservadora Iglesia Católica está luchando con la homosexualidad y la pedofilia dentro de sus propias filas. Muchos opinan que esta situación es resultado del celibato y la segregación sexual, a los que consideran como un imán que atrae a aquellos hombres jóvenes que se sienten frustrados o inseguros sobre su sexualidad. La discusión acerca de la eliminación del celibato o incluso hacerse más liberales en su punto de vista sobre la homosexualidad se está haciendo cada vez más fuerte en la Iglesia Católica en Europa y América del Norte, a pesar de los oídos sordos del Vaticano.

Pero tanto los luteranos como los anglicanos en África están fuertemente influenciados por los líderes religiosos conservadores de América del Norte y Europa, llevando la batalla que ellos mismos están perdiendo a sus países de origen en África.

Además, los misioneros luteranos de Europa y EEUU en África pertenecen a las sociedades luteranas más conservadoras, a menudo descritos como "fundamentalistas" e incluso "extremistas" en sus países de origen. Muchos de estos misioneros en África encuentran la libertad para difundir su mensaje conservador sin tener que enfrentarse a protestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada