2014/12/01

DEIA: SERVICIO DE PREVENCIÓN DEL VIH “¿Pero, puedo infectarme de sida la primera vez?


Se multiplican las consultas de jóvenes al servicio de prevención del VIH

En la imagen, test de detección del VIH. (José Mari Martínez)
MADRID - “Pero, ¿si es la primera vez no me puedo infectar? ¿no?”. Esta es una de las dudas que plantean los jóvenes que consultan al Servicio multicanal de información y prevención del VIH del Ministerio de Sanidad que gestiona Cruz Roja, y al que cada vez acceden más los menores de 25 años. Atendido desde sus inicios, en 2005, a través de un teléfono gratuito y un buzón de correo electrónico, en 2012 este servicio anónimo se abrió a nuevos canales de comunicación (web, chat, Facebook o Twitter). Esa apertura multiplicó el número de consultas de personas jóvenes, que se comunican principalmente a través del chat para narrar conductas sexuales de las que muchas veces desconocen la forma de infección.
Hasta el año 2012, la media de edad de los que consultaban en el servicio se situaba en los 35 años, que coincide también con la edad media de mayor infección, según el informe de evaluación de este servicio, hecho público con motivo de la celebración hoy del Día Mundial del Sida.
De 2011 a 2013 la franja de edad más joven (menores de 25 años) ha pasado de representar el 21% del total de las consultas al 35%, lo que significa que la puesta en marcha del chat ha supuesto un incremento de los usuarios más jóvenes equivalente a catorce puntos porcentuales.
El objetivo de la evaluación del servicio era conocer si lo que se está haciendo a través de los canales de comunicación cumple realmente con el objetivo de prevenir la infección del VIH, a través de la incidencia de las conductas de riesgo y la detección precoz.
El informe revela que el perfil de los usuarios no responde a una tipología determinada, pero respecto al sexo, el 80% de las consultas las realizan los hombres, lo que se corresponde exactamente con el perfil de las personas que en mayor medida se infectan. Si se atiende a la franja de edad, existen claras diferencias según el canal de comunicación: en la línea telefónica, la edad predominante es la comprendida entre los 26 y los 30 años, mientras que en el chat los que más consultan tienen entre 19 y 22 años. En cuanto a las redes sociales, hay una mayor participación de mujeres, en concreto un 60% del número total de usuarios en Facebook.
Las consultas más habituales son por transmisión sexual, lo que también coincide con la vía mayoritaria por la que se producen los nuevos contagios. El segundo motivo por el que se producen las consultas es la demanda de información respecto a las pruebas de detección del VIH, tras haber mantenido una conducta de riesgo.
El 80% de los contagios se producen por transmisión sexual sin protección, por lo que desde el servicio multicanal se pretende motivar para que las personas asuman conductas seguras y también sensibilizar para que una vez se haya tenido una conducta de riesgo se acuda a realizar la prueba. Cada vez que una persona accede al servicio y narra la conducta que ha vivido, si los profesionales detectan que ha sido de riesgo se le invita a que se realice la prueba, se le explica en qué consiste y se le dice cual es el sitio más cercano donde puede hacérsela. De esta forma, se persigue una detección precoz de la infección que va a posibilitar que esa persona, por un lado, pueda acceder al tratamiento lo antes posible y, por otro, que no siga transmitiendo la infección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada