2014/11/25

EL MUNDO:Extremadura 'reconocerá' como violencia de género el maltrato en parejas del mismo sexo

Será la primera comunidad en hacerlo
  • El Ejecutivo de Monago instará al Gobierno a incluir esta modificación en la Ley nacional
  • Asociaciones de mujeres rechazan la propuesta: 'Que se informen de lo que es el género'
  • División ante la idea entre las organizaciones de homosexuales, bisexuales y transexuales
El presidente extremeño, José Antonio Monago, ha reiterado queExtremadura será la primera región que equiparará el maltrato entre parejas del mismo sexo a la violencia de género y ha anunciado que también lo hará con el maltrato que se ejerce sobre las personas transexuales.
Monago ha hecho estas declaraciones durante la clausura del acto institucional en la Asamblea de Extremadura con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora cada 25 de noviembre.
El pasado 21 de noviembre, el presidente extremeño anunciaba que se reconocerá como violencia de género el maltrato entre parejas del mismo sexo en la ley de igualdad entre heterosexuales, lesbianas, gays, transexuales y bisexuales que está impulsando el Ejecutivo regional y que se encuentra en fase de anteproyecto.
"Reconocerlo como violencia de género no es decir que lo sea, es violencia doméstica, pero merece el mismo tratamiento, para que la igualdad de recursos para el colectivo LGTB sea total, integral y efectiva", ha recalcado Monago.
Este martes, Monago ha anunciado que se incluirá también en esa ley a las personas transexuales y ha recordado que en 2011, por primera vez en España, la Fiscalía General del Estado reconocía mediante una circular a las mujeres transexuales en la ley de violencia de género para evitar malas interpretaciones.
"Eso es también violencia de género", ha apostillado Monago, quien ha precisado que si la Junta no lo recoge en la ley que está preparando, "las personas transexuales no podrán beneficiarse como víctimas de los recursos únicos que da esta comunidad".
Monago ha remarcado que en "una sociedad plural como ésta, el maltrato es una realidad que va mucho más allá de la violencia del hombre contra la mujer".
Además, y para que esta equiparación "sea una realidad en todo el país", el Gobierno extremeño pedirá al central que incluya una modificación en la ley nacional de violencia de género, que contemple también la violencia entre parejas del mismo sexo.

Asociaciones de mujeres, en contra de la propuesta

La presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y DivorciadasAna María Pérez del Campo, ha asegurado que la propuesta de Extremadura de reconocer como violencia de género el maltrato en parejas del mismo sexo es "intolerable" y sería necesario que el Gobierno extremeño "se informe primero de lo que es el género".
"Género son las funciones desiguales en virtud del sexo al que se pertenece. Las mujeres hacen unas cosas y los hombres hacen otro y ello lo hacen por imposición del propio sistema. Son los roles de género", ha señalado Pérez del Campo.
Asimismo, Pérez del Campo ha reiterado que la violencia de genero "corresponde a las funciones que se atribuye por el propio sistema y la cultura a los hombres por ser hombres y a las mujeres por ser mujeres".
Al anuncio de Monago se ha referido también la Plataforma Feminista Extremeña por un Aborto Libre y Gratuito, la cual ha tildado de "ocurrencia" que el Gobierno regional considere como violencia de género el maltrato entre parejas homosexuales.
En rueda de prensa, una de las portavoces de esta plataforma Gloria Angulo ha afirmado que es necesario analizar la realidad para legislar, algo, que, en su opinión, el Gobierno de José Antonio Monago, "no ha hecho". Según ha explicado que en el ámbito de la violencia doméstica se producen agresiones de todo tipo y que no se debe confundir con la violencia de género, la cual se ejerce sobre las mujeres "solo por el hecho de serlo".
Por ello, Gloria Angulo entiende que se debe luchar contra todos los tipos de violencia en los nuevos modelos familiares, aunque ha matizado que el reconocimiento del maltrato entre gays en la ley de igualdad "no es el espacio legislativo adecuado". Igualmente, considera que se trata de una campaña que pretende "desvirtuar" la lucha que llevan a cabo miles de mujeres contra el maltrato machista.
Igualmente, la presidenta de FELGTBBoti García Rodrigo, ha rechazado la iniciativa de la Junta de Extremadura. A su juicio, la medida anunciada por Monago es fruto de "la visión miope" de quien "no se ponen en las gafas de contemplar la realidad y las necesidades" de las parejas de gays y lesbianas.
"Nuestra posición es de sentido común -ha asegurado García Rodrigo-, la violencia entre parejas del mismo género no es un caso de violencia de género porque no hay diferencia de género". En este sentido, ha asegurado que en los casos en que sí se produce violencia de género "se da entre un género dominante y otro sojuzgado en aras del machismo" mientras que cuando se produce entre parejas del mismo sexo, ocurre en el marco de "una relación de paralelismo".
De hecho, García Rodrigo ha calificado como "falacia" la idea de que en el seno de las parejas del mismo sexo cada uno "asuma un rol". "Son parejas que no reproducen los esquemas de la dominancia machista", ha insistido. Por ello, ha pedido que los casos de violencia entre este tipo de parejas se denomine "violencia intrafamiliar" y que las políticas y las Administraciones Públicas contribuyan a "visibilizar" los casos que se produzcan y a prestar el apoyo o la asistencia que necesiten las víctimas.
Por su parte, la vicepresidenta de la Fundación TriánguloSilvia Tostado, ha reconocido que la medida genera interés y que la misma no se había abordado en las reuniones que esta fundación mantiene con la Junta para analizar la realidad LGTB. También ha afirmado que cree que el Gobierno regional pretende enfrentar al colectivo LGTB con las organizaciones feministas y lo ha tachado de "plan perverso".
El presidente de la Confederación de Lesbianas y Gays de Madrid(COLEGA), Paco Ramírez, ha aplaudido el anuncio del presidente de la Junta de Extremadura. "Llevamos años pidiéndolo", ha explicado. En este sentido, ha definido la posición de la organización como "muy a favor" de la medida y ha señalado que, en la actualidad, "las parejas homosexuales están injustamente desprotegidas, a diferencia del otras parejas" para cuyos casos de violencia hay unos tipos de calificación penal especiales y recursos para apoyar a las víctimas.
Ramírez ha explicado que hay división entre las organizaciones de homosexuales, bisexuales y transexuales acerca de si la violencia entre parejas del mismo sexo debe o no ser considerada violencia de género. A su juicio, el factor "género" en estos casos de violencia deriva del hecho de que en las parejas del mismo sexo no hay solamente una cuestión de "sexo biológico" sino que afectan las "construcciones culturales" del género.
De hecho, Ramírez ha asegurado que quienes no quieren que se incluya lo hacen "por motivos ideológicos y políticos". "No podemos dejar que no se regule esta violencia por motivos ideológicos y partidistas", ha reivindicado. Por otra parte, ha señalado que sí hay unanimidad entre los colectivos LEGTB en la importancia de que se desarrollen medidas y una ley "ad hoc" para combatir la violencia en el seno de las parejas homosexuales.
Sanidad pide no confundir conceptos
El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha respondido a José Antonio Monago que la violencia de género se circunscribe a la que ejerce el hombre sobre la mujer. Un portavoz de este departamento ha subrayado que es conveniente no confundir conceptos, al tiempo que ha destacado que es importante dejar claro que la violencia del hombre contra la mujer no es un hecho aislado y que no deben enmarcase en ella otros conceptos. Del mismo modo, este portavoz ha recalcado que la violencia de género es un problema social que tiene su base en la desigualdad y las conductas machistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada