2014/11/26

EL MUNDO: ¿Violencia gay, violencia de género?


SOCIEDAD Polémica tras las declaraciones de José Antonio Monago

Excepto en la Confederación de Lesbianas y Gays de Madrid(Colegas), una asociación a veces coincidente con las tesis del PP, el anuncio del presidente extremeño de equiparar el maltrato entre parejas del mismo sexo a la violencia de género provocó ayer reacciones en contra en el Gobierno central -"conviene no confundir"- y en los mayoritarios colectivos homosexuales -"no desdibujemos: si todo es violencia de género, nada es violencia de género"-.
Si las palabras de José Antonio Monago se cumplen, Extremadura será la primera comunidad que equipare violencia homosexual y violencia de género. El chaparrón político del Día contra la Violencia de Género lo desató ayer el presidente extremeño, que no sólo anunció esa equiparación, sino que instó al Gobierno central a que "sea una realidad en todo el país". Para ello, Monago aseguró que pedirá una modificación en la Ley Integral contra la Violencia de Género "para que se contemple también la violencia entre parejas del mismo sexo". "Es una cuestión de justicia e inaplazable".
El presidente extremeño destacó que "en una sociedad plural como la nuestra, el maltrato es una realidad que va más allá de la violencia del hombre contra la mujer" y, por lo tanto, "reconocerlo como violencia de género no es decir que lo sea, es violencia doméstica, pero merece el mismo tratamiento para que la igualdad de recursos para el colectivo LGTB sea total, integral y efectiva".
Al Gobierno no le hizo gracia el anuncio de Monago, como expresaron fuentes del Ministerio de Sanidad e Igualdad: "Conviene no confundir. La violencia de género ha matado a 750 mujeres en 10 años como manifestación del dominio del hombre sobre la mujer. Se hizo una ley para atajar las conductas machistas, que son las que causan la violencia. La base conceptual de esa ley se sostiene en la dominación de un género sobre el otro. Y el machismo no se ha terminado. Así que la violencia de género debe seguir regulada como tal. La violencia entre parejas homosexuales, que no minusvaloramos en absoluto, tiene otros códigos".
No es la primera vez que en el entorno del Gobierno, o al menos del PP, se insinúa una ampliación de la ley contra la violencia de género. Antes de las elecciones que dieron el poder a Mariano Rajoy, algunas voces hablaron de incluir en la ley socialista de 2004 a los homosexuales, los menores o incluso los ancianos. Finalmente, el Ejecutivo descartó esas ideas, avalando el concepto con el que nació aquella ley: violencia como expresión de poder del género masculino sobre el femenino.
Los protagonistas del anuncio de ayer de Monago también se quejaron. "En parejas homosexuales no se da el escalón de dominación de un género sobre el otro. Eso se da de hombre a mujer, violencia ejercida por machismo contra la mujer por el hecho de ser mujer, un producto de la desigualdad. No hay violencia contra el hombre por el hecho de ser hombre. Por negro o por mil cosas más, sí. Y sí hay violencia contra la mujer por el hecho de ser mujer. Ésa es la diferencia. Y esa es la violencia de género", asegura Boti García Rodrigo, presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB).
García Rodrigo expone un argumentario contra la tesis Monago: "La nuestra es otra violencia, es violencia intragénero, como la llaman algunos. O, mejor, violencia doméstica. Somos parejas con una idiosincracia especial, pero no por desigualdad de género. Incluir nuestra violencia en la violencia de género desdibuja las dos violencias: descafeína la de género y quita identidad a la nuestra. Si todo es violencia de género, nada es violencia de género".
Sólo la Confederación de Lesbianas y Gays de Madrid (ColegaS), a veces coincidente con las ideas del PP, se mostró a favor: "Llevamos años pidiendo esa equiparación. Las parejas homosexuales están desprotegidas, a diferencia de las otras, para quienes hay ayudas y tipos de calificación penal especiales".
Monago también anunció ayer que Extremadura reconocerá la violencia sobre personas transexuales como violencia de género. Para tomar esta medida legislativa, se basa en un informe de laFiscalía General del Estado, de 2011, donde se reconoce a las mujeres transexuales en la ley de violencia de género con el fin de evitar malas interpretaciones, reconociendo, según el presidente extremeño, como violencia machista la de un hombre sobre su pareja cuando ésta es transexual, "independientemente del sexo con el que la persona haya nacido. Eso es también violencia de género".
Jornada de actos contra el maltrato
Una escultura de cuatro metros. El presidente de la Diputación Provincial de Almería, Gabriel Amat, descubrió ayer una estatua de mármol de cuatro metros de altura en honor a Rosa Galera, la mujer de la misma localidad que, en mayo de 2011, fue asesinada por su pareja sentimental. 'Apps' para evitar el maltrato . 'Libres' es una aplicación desarrollada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad dirigida tanto a las víctimas de la violencia de género como a quienes sospechen que alguien de su entorno puede estar sufriéndola. 'K-social' es otra 'app' creada por un grupo de expertos en análisis de datos que reúne información sobre violencia de género en Madrid con la intención de concienciar. 'Hay salida'. El Gobierno presentó ayer esta campaña de publicidad dirigida a adolescentes para prevenir la violencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada