2014/11/19

DEIA: SEGÚN UN ESTUDIO DEL ARARTEKO Un 15% de los menores homosexuales sufre agresiones verbales


El Ararteko advierte de que siguen sin protegerse los derechos de estos niños

Presentación ayer del proyecto ‘Rainbow Has’ en la delegación del Gobierno vasco en Bruselas. (Deia)

Según un estudio que publicará próximamente el Gobierno vasco, entre el 10 y el 15% de los menores homosexuales y transexuales en Euskadi sufren “agresiones verbales de cierta gravedad”, un porcentaje superior si se incluyen también los insultos que muchos niños y niñas no denuncian por miedo, porque están habituados o simplemente porque no consideran que sean una agresión. “En Euskadi se ha avanzado muchísimo en el campo de la normalización de la homosexualidad y transexualidad, pero todavía hay focos de homofobia, también en la escuela, y hay que trabajar de forma activa para eliminarla y que los niños tengan escuelas seguras y sus derechos fundamentales estén garantizados”.
El dato y las explicaciones sobre un nuevo estudio que prepara el Gobierno vasco las avanzaba ayer el Ararteko, Iñigo Lamarca, tras inaugurar en Bruselas la conferencia final del proyecto Rainbow Has. Un trabajo, financiado por la Comisión Europea, que durante dos años y con Euskadi a la cabeza ha estudiado la situación de los derechos fundamentales de los menores de orientación homosexual, identidad transexual e hijos e hijas de familias homoparentales. Se trata de un proyecto en el que han participado catorce socios, públicos y privados, de ocho países europeos -Alemania, Bélgica, Bulgaria, España, Holanda, Italia, Polonia y Reino Unido- con un objetivo: mejorar la protección hacia este colectivo vulnerable y luchar contra el bullying o acoso homófobo en el ámbito de la escuela creando redes de trabajo a distintos niveles y aprendiendo de las distintas experiencias.
Dos años de trabajo que se han plasmado en un informe que reconoce las conclusiones de los nueve seminarios celebrados en ciudades europeas y las 22 buenas prácticas identificadas y desarrolladas por instituciones públicas, organizaciones no gubernamentales y escuelas. El proyecto deja una primera conclusión: “Siguen existiendo enormes diferencias entre los países europeos y, en general, no se protegen debidamente los derechos fundamentales a la dignidad, igualdad, integridad fisica y moral y a una educación diversa de estos niños y niñas”, señala el Ararteko sobre un documento que constata las dificultades que existen para acceder a estadísticas y datos en países del este de Europa como Bulgaria.
A su juicio, aunque hay ejemplos de éxito y territorios más avanzados en materia de protección como puede ser la Comunidad Autónoma Vasca y Catalunya, es preciso seguir trabajando especialmente en los países donde no existen leyes de igualdad o donde todavía hay represión por el hecho de ser homosexual. “Se da la realidad de que muchos menores de edad tienen miedo e intentan ocultar como pueden su orientación homosexual. Algo que pasaba en nuestro país hace treinta años”, recuerda.
EJEMPLO DEL PROGRAMA ‘BERDINDU’
De ahí que considera esencial y urgente involucrar a la administración educativa. “Hacen falta leyes que protejan, que impulsen la diversidad afectivo-sexual en el ámbito de la escuela y protocolos claros para hacer frente al bullying homofóbico y proteger los derechos fundamentales de estos menores de edad que justamente por ser menores están en situación de vulnerabilidad”, destaca. Como ejemplo el programa Berdindu del Gobierno vasco y sus tres prioridades: atender a los adultos y menores de edad homosexuales o transexuales, a familias con hijos homosexuales o transexuales y la formación de formadores. “Es muy importante atender la diversidad en la escuela y saber qué herramientas hay que utilizar en caso de detectar bullying homofóbico”, recalca.
Las conclusiones del informe, con recomendaciones dirigidas a las autoridades locales, regionales, estatales y europeas, serán remitidas ahora a la Dirección General de Justicia de la Comisión Europea. “Es un proyecto cofinanciado por la Unión Europea y tienen que tomar cartas en el asunto. Estamos avanzando poco a poco y estoy seguro de que será una herramienta útil”, resume el Ararteko, Iñigo Lamarca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada