2014/10/02

NAIZ: El Parlament de Catalunya aprueba una Ley pionera contra la discriminación LGTBI

Lgtbi_llei
Representantes del movimiento LGTBI de Catalunya, esta mañana en la tribuna del Parlament. (Bertran CAZORLA)         

Impulsada desde la base por el movimiento LGTBI, el Parlament ha aprobado esta mañana una pionera Ley de derechos de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales y de erradicación de la homofobia, la lesbofobia y la transfobia. La norma, aprobada en contra de las fuerzas conservadoras y la jerarquía católica, incluye un régimen sancionador específico y medidas para garantizar la igualdad en todos los ámbitos.

No todo es proceso soberanista en Catalunya. El Parlament de se ha convertido esta mañana en una de las primeras cámaras legislativas en aprobar una pionera «Ley de derechos de las personas gays, lesbiananas, bisexuales y transexuales y por la erradicación de la homofobia, la lesbofobia y la transfobia», según se lee en su largo título. Lo ha hecho después del ingente trabajo de base realizado por el movimiento LGTBI, agrupado en la Plataforma LGTB.cat.
Como se esparaba, la Ley se ha aprobado con los votos a favor de la izquierda parlamentaria -ERC, PSC, ICV-EUiA y CUP- y de los diputados de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC). Sus socios de Unió, sin embargo, se han unido al PP y han votado en contra de los apartados más innovadores de la Ley, contra los cuales ha arremetido también en los últimos meses la jerarquía católica.
Estos apartados son, sobre todo, el régimen sancionador que va más allá del código penal y la llamada inversión de la carga de la prueba, un principio jurídico que ya se aplica a otros casos de discriminación -como la racial o de género- y que establece que cuando una presunta víctima presente indicios razonables de discriminación, tenga que ser el denunciado quien demuestre que no ha vulnerado la igualdad de trato. Se trata de un principio jurídico introducido por la Unión Europea.
Además de la parte sancionadora, la Ley incluye medidas para garantizar la igualdad del colectivo LGTBI, como es la creación de un servicio de atención integral y de un órgano que supervise las políticas transversales del Govern en esta materia. También incluye acciones en los ámbitos de educación, salud, cultura, ocio, deporte y medios de comunicación, así como el compromiso de elaborar periodicamente estadísticas sobre la persecución administrativa y penal de las agresiones homófobas.
Cabe recordar que, hoy en día, la mayoría de delitos de odio denunciados en el Estado español siguen siendo casos de LGTBIfobia. Del total de 1.172 delitos de odio denunciados en 2013, 452 tuvieron como víctima al colectivo LGTBI.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada