2014/05/11

EL PAIS:festival de eurovisión Canción clásica, imagen rompedora

El tema ganador, 'Rise like a phoenix', es una intensa balada clásica, orquestal

Tom Neuwirth, en su personaje de Conchita Wurst. / JONATHAN NACKSTRAND (AFP)

La austriaca Conchita Wurst ganó Eurovisión 2014 con Rise like a phoenix, una intensa balada clásica, orquestal, al estilo de las que trufan las bandas sonoras de las películas de James Bond. La drag queen, cuyo nombre real es Tom Neuwirth, no figuraba entre los créditos de la composición, pero su segura interpretación, con un buen chorro no forzado de voz, destacó casi tanto como su poderosa imagen.
En segundo lugar quedaron los holandeses The Common Linnets con un cuidado medio tiempo country-pop al estilo Nashville contemporáneo. No en vano, uno de sus compositores es Rob Crosby, profesional de la industria country con canciones firmadas en discos de grupos como Lady Antebellum, con cierto parecido al dúo holandés.
Pese a la inevitable irregularidad y la tendencia al efectismo —en sus tópicos extremos de balada o tema dance— que se le presupone al concurso eurovisivo, hubo cierta variedad en el elenco de la final, con una curiosa escasez de los habituales elementos folclóricos (si exceptuamos el tipismo semipornográfico de los atuendos de las representantes polacas, que musicalmente, por otro lado, hicieron dance-rap).
Tendencias triunfadoras en el pop actual como Bruno Mars (en el caso de país anfitrión, Dinamarca) o Mumford & Sons (Malta) estuvieron presentes en el concurso. Los franceses Twin Twin quedaron los últimos en las votaciones, pero su divertido tema eurodance Moustache, similar en sonido a la propuesta del belga Stromae o a su compatriota Yelle pudo merecer más. La balada clásica de Suecia Undo, de Sanna Nielsen, fue tercera, mientras que un tema bailable reminiscente del UK garage comercial del británico Craig David, Running del húngaro Andras Kallay-Saunders, fue la sorprendente cuarta clasificada.
El rotundo clasicismo de Conchita Wurst, unido a su rompedora propuesta estética, se impuso a todos y se alzó con la victoria en Copenhague. Un triunfo diferente, siempre es de agradecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada