2014/02/05

EL PAIS: El PP europeo rechaza un informe que reclama derechos de gais y lesbianas




¿Debería la UE trazar un plan para proteger los derechos fundamentales de gais, lesbianas y transexuales? ¿Es necesario asegurarse de que en Europa no se tolera la homofobia? El Parlamento Europeo acaba de responder sí a estas dos preguntas al aprobar por una muy holgada mayoría el informe que reclama acciones para defender a un colectivo en el que la mitad de sus integrantes dice haberse sentido discriminado, y un cuarto reconoce haber recibido amenazas o ataques físicos.
Pero este diagnóstico no lo comparte el Partido Popular Europeo, que ha votado en contra. 130 diputados del grupo mayoritario en la Cámara de Estrasburgo rechazaron el informe escrito por la verde austriaca Ulrike Lunacek. Solo 69 parlamentarios populares respaldaron un documento que previamente se había aligerado para no despertar las susceptibilidades de los más conservadores.
Entre los eurodiputados del PP contrarios al informe hay cuatro españoles: Jaime Mayor Oreja, Alejo Vidal-Quadras, Cristina Gutiérrez-Cortines y José Ignacio Salafranca. Mayor Oreja acudió a las anteriores elecciones como cabeza de lista de los populares, pero ya ha anunciado que no se presentará en los comicios del próximo mes de mayo. Vidal-Quadras, por su parte, ha abandonado el partido con el que consiguió un escaño y ha dado su apoyo a la nueva formación ultraconservadora Vox.
Los que se han opuesto a firmar el documento antidiscriminación manejan dos argumentos. El primero es que este es un tema en el que Europa carece de competencias, y que por lo tanto no tiene sentido aprobar un informe que resultará papel mojado. El segundo, defendido por los más conservadores, ataca directamente a la filosofía del informe de defensa de los derechos gais. Entre los opositores abundan los eurodiputados polacos y de otros países del Este.
La resolución, que ha contado con el voto positivo de 394 diputados —frente al no de 176 y la abstención de 72— reclama a la Comisión Europea y a los Gobiernos nacionales que cooperen para proteger los derechos del colectivo LGTB. La votación no obliga a nada ni tendrá ningún efecto directo. “El derecho europeo no alcanza por sí solo a imponer la remoción de legislaciones que contengan discriminaciones. Es un mensaje, una señal política del Parlamento Europeo”, explica el diputado socialista Juan Fernando López Aguilar.
Estrasburgo reclama, entre otras medidas, que los Gobiernos reformen sus legislaciones sobre crímenes de odio (contra el racismo y la xenofobia) para incluir los ataques por razón de discriminación sexual, anima a la Comisión Europea a asegurarse de que los derechos de movimiento de las familias incluyan aquellas formadas por parejas del mismo sexo y a promover los programas en las escuelas contra el acoso a estudiantes gais, lesbianas o transexuales. “Los Estados miembros deberían también introducir cambios o revisar los procedimientos de reconocimiento de género para respetar íntegramente el derecho a la dignidad y a la integridad de su cuerpo de los transgénero”, añade la ponente, Ulrike Lunacek.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada