2013/11/07

EL PAIS: "El feminismo no conoce lo suficiente a los hombres"

AnnaArrowsmithPromoLarge 


http://blogs.elpais.com/mujeres/2013/11/un-feminismo-preocupado-por-las-dolencias-del-hombre.html


La directora de porno para mujeres Anna Arrowsmith se auto denominaba feminista hasta que conoció una tendencia "que también tiene en cuenta los problemas de género de los hombres".  Desde entonces se ha subido al carro del posestructuralismo.
Posestructuralismo. Probablemente no es la palabra más sugerente del diccionario pero describe una interesante tendencia en que la lucha de género encuentra un espacio para el hombre y sus preocupaciones.
"No espero que nadie conozca el término", comenta al teléfono desde Kent, consciente de que su escuela es una gran desconocida más allá de los debates teóricos de la universidad. Sin embargo, considera importante que se conozca y dice que ella como mujer lo practica.
"El posestructuralismo es una teoría poco conocida fuera de la academia que elimina el énfasis único en la mujer para empezar a mirar los problemas de género que  tienen los hombres. El feminismo no conoce lo suficiente a los hombres. Trata al hombre como una figura monolítica con cualidades similares los unos a los otros. Pero si queremos que el hombre se sienta identificado con las causas del género femenino hemos de conocer cuáles son las suyas", explica.
Al conocer los entresijos de este palabro académico, Anna tuvo la sensación de que "el feminismo piensa que los hombres tienen toda la suerte, cuando en realidad me he dado cuenta de que tienen tantos miedos y ansiedades como nosotras".
Además de ser directora porno bajo el pseudónimo de Anna Span, Arrowsmith es una estudiosa del género y está embarcada en una investigación sobre cómo los hombres perciben el poder de la mujer en el transcurso de sus citas románticas.
En el transcurso de sus entrevistas, Arrowsmith ha observado que “a veces lo que nosotras vemos como comportamiento masculino ofensivo es en realidad un comportamiento defensivo ante el poder de la mujer”. "A menudo se sienten aislados por no poder expresar dolor al estar atrapados en la imagen masculina de fortaleza", comenta. Además Hay más hombres que cometen suicidios, más hombres sin casa, ellos mueren más jóvenes, están obligados a dar sus vidas si hay una guerra. Son hechos que se ignoran a diario, quizá pensemos que los hombres quieren ir a la guerra o que toman riesgos que les hacen acabar en la calle".
La directora se convirtió en una de las 100 mujeres que representaron al género femenino en un evento reciente organizado por BBC. Arrowsmith participó en un debate en la sede londinense de BBC sobre el nuevo concepto de feminismo en el siglo XXI. Su aportación fue la de incluir al hombre en la discusión. "No es que esté enferma y no me de cuenta de que vivimos en un mundo desigual en el que el hombre tiene más poder. Lo que digo es que si queremos motivar a los hombres a cambiar tenemos que escucharles y entender que tenemos una posibilidad de entendernos.
El posestructuralismo asegura que el género es completamente arbitrario, que es una actuación que cada uno hace de sí mismo. O sea, que actuamos ser hombres o mujeres según hemos aprendido. Esto también se conoce como la Teoría Queer. La mujer más influyente de esta tendencia es la filósofa lesbiana Judith Butler y su libro El género en disputa (1990).
En esta obra, la autora se pregunta dónde llegaría el nivel de enfado social si asumiéramos que un bebé es gay desde la cuna. Para Butler lo que se hace con los bebés niños y niñas ahora es exactamente lo miso.  “Asumimos que nuestros hijos son heterosexuales, sin darles la oportunidad de elegir realmente. Prescribimos la sexualidad de nuestros bebés y con ello preescribimos un camino en la vida.
"En el caso de las mujeres, ellas son empujadas a no ser ambiciosas, a ser madres, a estar preocupadas por si son atractivas a los hombres, a estar preocupadas por si los hombres se aprovechan de ellas... En el de los hombres, les damos más libertad, obtener más poder político", expica Arrowsmith.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada