2013/11/14

EL PAIS: Científicos logran una terapia mejorada contra el sida en la UMH

El ensayo disminuye los efectos secundarios de los fármacos y la resistencia del virus

Una investigación internacional en la que han participado la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche (Alicante) ha hallado una nueva terapia "más eficaz y con menos efectos secundarios" en la lucha contra el sida, según ha informado la institución académica en un comunicado.
El ensayo ha contado con la participación del profesor de la UMH y jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario de Elche, Félix Gutiérrez, quien ha sido el encargado de llevar a cabo la investigación en el Hospital Universitario de Elche. Gutiérrez firma junto a otros trece científicos el artículo aparecido en la revista médica The New England Journal of Medicine. En el estudio también ha colaborado el Hospital de Santiago.
Más de 800 pacientes distribuidos por Europa, Canadá y EE UU han participado en este nuevo tratamiento. Los sujetos del ensayo clínico estaban todos en edad adulta y no habían recibido tratamiento alguno contra el sida.Fueron divididos en dos grupos: uno con el nuevo tratamiento y otro al que se le suministraron los estándares.
Los tratamientos actuales contra el sida combinan tres fármacos  que inhiben las dos enzimas fundamentales para el desarrollo del virus. En la mayoría de los casos las terapias son efectivas, pero en otros los efectos secundarios empujan a la suspensión del tratamiento o a un incremento de la resistencia del virus contra los fármacos.
En el nuevo tratamiento ha sido clave un nuevo inihibidor, el Dolutegravir, recientemente aprobado por el gobierno estadounidense para el tratamiento del virús junto a otros dos retrovirales. Los científicos observaron, al año de haber comenzado el nuevo tratamiento, que la proporción de pacientes con carga vírica indetectable "fue significativamente mayor en el grupo que fue tratado con la nueva terapia, alcanzando esos pacientes más rápidamente la supresión viral", según el doctor Félix Gutiérrez.
Además, mientras en el primer grupo solo el 2% interrumpió el tratamiento por efectos adversos, en el de tratamiento estándar fue del 10%. El nuevo tratamiento consiguió reducir la aparición de sarpullidos en los pacientes así como los periodos de sueño anormal, ansiedad, mareos y somnolencia. Ninguno de los virus enfrentados con la nueva terapia pudo desarrollar mutaciones de resistencia. La única pega que parecen poner los resultados al nuevo tratamiento en comparación con los tradicionales es que parece produce más insomnio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada